181.013167

Publicidad

Economía

Pedro Sánchez tilda de "inaceptables" las reformas exigidas por Países Bajos en la Cumbre Europea del coronavirus

Mark Rutte, primer ministro de Países Bajos, pide al Gobierno de Pedro Sánchez un "claro compromiso" para hacer reformas a cambio de las ayudas europeas tras la crisis del coronavirus.

Mascarillas y saludos con el codo protagonizan el primer encuentro físico de los líderes europeos en Bruselas desde hace cinco meses tras la crisis del coronavirus. De esta cumbre decisiva debería salir un pacto para relanzar la economía europea, si bien todavía no está claro que eso vaya a ocurrir.

España es junto a Italia el país que más necesita el plan de recuperación que se negocia en Bruselas. Ambos defienden la aprobación de ayudas directas que no obliguen, a cambio, a realizar recortes. Pero esa pretensión se ha encontrado desde el primer minuto con una fuerte resistencia de varios países; entre ellos, Países Bajos.

Su primer ministro, Mark Rutte, ha sido extraordinariamente claro antes de empezar la reunión: solo está dispuesto a dar su aprobación a las ayudas si el Gobierno español acomete una reforma laboral y una reforma de las pensiones.

Las posturas siguen muy divididas y eso hace que las expectativas de que se llegue a un acuerdo entre hoy y mañana sean limitadas. La clave está en fijar qué condiciones, o qué reformas, o qué recortes tendrán que aceptar Pedro Sánchez y su socios de Podemos a cambio de recibir las ayudas europeas.

Las intensas negociaciones continúan a puerta cerrada. España batalla para que no se reduzca la cantidad de esos fondos previstos, pero una de las soluciones encima de la mesa pasaría por un 'tijeretazo' en esos fondos y por endurecer las condiciones. Países Bajos está exigiendo tener derecho de veto en los planes de reforma del resto de países; el presidente Sánchez le ha dicho que es "inaceptable", según informa Guillermo Pascual desde Bruselas.

Quiere "absoluta garantía" con las reformas

El primer ministro de Países Bajos, Mark Rutte, ha afirmado que su gobierno "no cree en un sistema de transferencias" directas a los países más afectados por la pandemia dentro del fondo de recuperación, y ha señalado que si países del sur como España o Italia necesitan "ayuda" quiere tener el "claro compromiso" de que adoptarán reformas laborales o del sistema de pensiones.

"Si el sur necesita ayuda de otros países para gestionar la crisis, y lo entiendo porque tienen poco margen financiero para hacerlo, lo razonable es que pidamos el compromiso claro de reformas. Si los préstamos se convierten en transferencias, las reformas son incluso más cruciales y (es necesaria) la absoluta garantía de que van a tener lugar", ha expresado en declaraciones a los medios antes de participar en la cumbre de líderes en Bruselas.

"Menos de un 50%" de opciones de llegar a un acuerdo

Rutte ha subrayado la necesidad de que el fondo europeo sirva para crear "una Europa fuerte en un mundo inestable", y eso "significa que los países que se han quedado atrás en cuanto a reformas laborales o de pensiones tienen que acelerar de nuevo". "Si quieren (el sur) préstamos y transferencias, es lógico que yo pueda explicar a la gente en Países Bajos que, a cambio, esas reformas han sido adoptadas y no hay sólo promesas de que se van a adoptar", ha insistido.

El primer ministro de Países Bajos ha dicho que la garantía de que se van a adoptar reformas estructurales y un aumento de los "cheques" que disfrutan los países más ricos son las dos condiciones que significarían un "buen resultado" de la cumbre para su país.

Sin embargo, ha cifrando en "menos de un 50%" las posibilidades de la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno se salde con un acuerdo este fin de semana. "Pero nunca se sabe, todavía es posible", ha zanjado.

Sánchez: 'Estamos obligados al acuerdo'

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha advertido hoy de que todos los líderes europeos están "obligados" a llegar a un acuerdo en el Consejo Europeo que empieza este viernes y que tiene que decidir sobre el fondo de recuperación tras el coronavirus y el presupuesto plurianual.

A su llegada a esta cumbre, Sánchez ha considerado que el fondo que se apruebe debe servir para transforme las economías de la UE y haga que sean "mucho más resilientes, verdes, digitales e inclusivas". Además ha subrayado que el paquete económico que se apruebe debe buscar la cohesión europea. No sólo territorial, también social.

Publicidad