El interés medio de las hipotecas cayó en junio al 2,041 % después de un mes de subidas, un retroceso que coincide con la entrada en vigor de la nueva Ley hipotecaria, que endurece los criterios de concesión de créditos, refuerza la protección del cliente e impone a la banca el grueso de los gastos.

Según datos publicados este miércoles por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el tipo medio de las hipotecas pasó del 2,052 % en mayo al 2,041 % en junio, lo que supone una bajada del 0,011 % a pesar de la cual se mantiene por encima del primer registro del año (2,022 %).

En términos interanuales, los números de la AHE muestran además la sostenida tendencia al alza del interés medio, que en el último mes se incrementó un 0,179 % en comparación con junio de 2018.

Las cifras conocidas este miércoles son las primeras desde que el pasado 17 de junio echara a rodar la nueva Ley hipotecaria, que modificó las reglas del juego para clientes, notarios y registradores, así como para bancos que ahora deben pagar las primeras copias del notario, los gastos del registro, los de gestoría, y el impuesto de actos jurídicos documentados para la primera vivienda.

El desplome del interés medio provocará la aparición de las primeras hipotecas gratuitas de la historia. Esto de debe a que el euribor se ha situado esta semana por debajo de la referencia del -0.25%.

Si esta situación se prolonga hasta final de mes, las casas que tengan que revisar su hipoteca y que tengan un crédito en el que se les aplica un diferencial de, como máximo, el 0,25%, abonarán las próximas seis o doce cuotas, dependiendo del contrato, sin intereses.