Publicidad

Herencia

La herencia media que reciben los españoles es la tercera mayor de la OCDE, por delante de Alemania o Francia

La OCDE señala además que en España el impuesto de sucesiones representa el 0,58% de toda la recaudación fiscal.

La herencia media recibida por los ciudadanos en España es la tercera más elevada en comparación con los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que tenían datos disponibles y es superior a las percibidas en Alemania, Francia o Luxemburgo.

Así se desprende de un informe elaborado por la OCDE y publicado este martes sobre la fiscalidad de herencias y donaciones en el conjunto de los países que forman parte del organismo.

Según la OCDE, España y Luxemburgo se sitúan entre los países con mayor riqueza media neta, y son el tercer y el cuarto país con mayores herencias medias, respectivamente.

Por otro lado, el 'club de países desarrollados' ha identificado a Bélgica y Canadá como países con elevada riqueza media pero bajas herencias medias, al tiempo que Austria, Francia, Alemania e Italia cuentan con "relativamente elevadas" herencias pese a que la riqueza media está cerca de la media de la OCDE.

Diferencias importantes entre países

Las diferencias del peso de esta tasa entre los Estados de la organización es bastante grande, pero aun así, en todos ellos representa una parte mínima de la recaudación: solo se supera el 1% en Japón (1,33%), Francia (1,38%), Bélgica (1,46%) y Corea del Sur (1,59%).

Supone menos del 0,2 % en países de Europa central y oriental, así como en Italia (0,1%), Turquía (0,11%), Chile (0,15%) y Grecia (0,19%). En España representa el 0,58% de toda la recaudación fiscal.

"Esta cuestión está encima de la mesa y lo estará en los próximos años", afirma el organismo, que justifica un aumento del impuesto por "la intolerancia a las desigualdades", pero también por razones de orden económico ya que "la concentración de riquezas es ineficaz" y "mina la confianza" de la población.

De media en la OCDE, el 10 % de la población más rico concentra la mitad del patrimonio y el 1 % más privilegiado tiene el 18 %. El país con mayores fracturas es Estados Unidos, donde el 10 % más rico acumula el 79 % del patrimonio y el 1 % controla el 42 %.

Publicidad