Reapertura de bares y restaurantes tras el coronavirus

Publicidad

Coronavirus

La guía de Madrid para abrir bares y restaurantes tras el desconfinamiento por la pandemia de coronavirus

Hosteleros de Madrid ya han presentado al ayuntamiento y comunidad una guía, un protocolo de seguridad frente al coronavirus a seguir cuando sea posible la reapertura de estos establecimientos.

En resumen
  • Los camareros no podrán salir a la calle a fumar ni usar su teléfono móvil
  • Tendrán que vestir con su uniforme de trabajo, mascarillas y lavarse frecuentemente las manos con gel hidroalcohólico

La guía ha sido elaborada por el departamento de Calidad y Seguridad Alimentaria de Hostelería Madrid y pretende sentar las bases de como será la reapertura de estos establecimientos tras el desonfinamiento por coronavirus.

Se trata de una guía orientativa que ayude a los hosteleros y al personal de hostelería a afrontar la puesta en marcha del negocio ante una situación de incertidumbre y con muchas dudas por la alerta sanitaria por el coronavirus.

La guía aborda como deben ser las fases de preapertura, puesta en marcha y post-apertura para garantizar seguridad y protección a personal, clientes y proveedores durante la desescalada del coronavirus en Madrid.

Antes de abrir, desinfección

Para afrontar la apertura del primer día, los empresarios de bares y restaurantes deberán realizar una limpieza y desinfección exhaustiva del local para evitar contagios de coronavirus. Además, una vez abierto el establecimiento, habrá obligación de cambiar con frecuencia la vajilla, y desinfectar periódicamente los pomos, mesas o utensilios. En el caso de restaurante buffet, la comida deberá estar protegida por mamparas.

Proveedores y recepción de pedidos

Se prevé que se establezcan horarios para recibir la mercancía y desinfectarla, en una zona lo más cerca posible de la entrada de los bares y restaurantes. "Se eliminarán los envoltorios de los productos antes de que entren en el local, se desinfectarán, uno por uno, los envases de vidrio, latas, etc. Y los productos frescos entrarán en el local en cajas de plástico previamente desinfectado", dicen desde la asociación.

¿Qué tienen que hacer los camareros?

Según la propuesta, será obligatorio que los trabajadores accedan a su puesto con la ropa y el calzado de trabajo. Todos deberán llevar su uniforme limpio, sus respectivas mascarillas y lavadas las manos para evitar contagios de coronavirus.

Quedarán prohibidas las salidas al exterior para fumar o para compras imprevistas, así como el uso del teléfono móvil y otros efectos personales durante el horario de servicio. Hostelería Madrid sostiene que se respetará en todo momento la distancia de un metro y medio entre los empleados y se realizará una desinfección diaria de las taquillas y los uniformes.

Además del uso de los equipos de protección contra el coronavirus y el lavado de manos para evitar nuevos casos de coronavirus, la guía también marca la forma de trabajar tanto en la cocina, como en sala o en la barra. La idea inicial es que, en la medida de lo posible, se delimiten los espacios de trabajo en el primer caso con cintas de seguridad.

Se propone distribuir carteles que recuerde al equipo los nuevos hábitos y la recomendación de fomentar el pago con tarjeta.

¿Cómo hay que reestructurar el local?

Se reestructurarán las mesas para respetar las distancias y atender a los clientes y se cuestiona si se van a mantener operativas las barras de los bares, dependerá de las características del local..

Se colocarán geles de hidroalcohol en la entrada del local, a la salida de los aseos, se realizarán desinfecciones periódicas aprovechando los momentos de menos afluencia tanto en tiradores, picaportes, zonas de paso, mesas, sillas, combos de aceite, servilleteros y se ventilará después de cada servicio.

¿Y las terrazas?

Las terrazas también deberán redistribuirse para garantizar la seguridad del cliente frente al coronavirus y que las mesas respeten las medidas de distanciamiento, bien físicamente o colocando mamparas o elementos de protección.

Esta guía tiene que ser estudiada y aprobada por el Ayuntamiento y Comunidad de Madrid antes de la reapertura definitiva y que afecta a más de 200.000 negocios.

Publicidad