120.00

Publicidad

Coronavirus

El Gobierno ultima en Moncloa el plan de choque económico por el coronavirus antes de reunirse con los agentes sociales

Pedro Sánchez y los principales miembros del Gobierno se reúnen para terminar de diseñar las medidas económicas que discutirán con los empresarios y sindicatos antes de un Consejo de Ministros extraordinario. También habrá una reunión con los presidentes de las comunidades.

El Gobierno ultima el plan de medidas de choque frente al coronavirus anunciado por el presidente Pedro Sánchez y que aprobará el Consejo de Ministros en una reunión extraordinaria. Los cuatro vicepresidentes del Gobierno (Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera), la ministra de Hacienda y portavoz, María Jesús Montero, y el titular de Sanidad, Salvador Illa, se han reunido en la sede de la Vicepresidencia primera que dirige Calvo para pulir los últimos flecos de este plan de choque.

Las propuestas del Gobierno

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Sánchez concretó algunas de las medidas que incluirá ese plan:

  • Facilidades para que los padres y madres trabajadores con menores a cargo reduzcan su jornada laboral si viven en lugares afectados por el cierre de colegios (hasta la fecha la Comunidad de Madrid, La Rioja y las ciudades alavesas de Vitoria y Labastida).
  • Se actuará, adelantó Sánchez, para "garantizar el suministro y la producción de medicamentos y el acceso al material sanitario
  • También para "proteger el empleo en sectores que sufran caídas temporales de demanda", con procedimientos de flexibilidad laboral para que las empresas puedan hacer frente a estas dificultades sin recurrir a despidos mediante reducciones de jornadas o ajustes temporales. El Gobierno estará vigilante para que ninguna empresa tenga la tentación de hacer un "uso inadecuado" de esta crisis en detrimento de los derechos laborales, advirtió el presidente.
  • Unidas a estas medidas, irán otras para apoyar la liquidez de las pymes del sector productivo español, con líneas de crédito y medidas para facilitar su cumplimiento tributario con aplazamientos y moratorias. "No vamos a permitir que tensiones de liquidez temporal se vuelvan problemas de solvencia para nuestras empresas", señaló Sánchez.
  • También se adoptarán otras decisiones específicas en el ámbito del turismo y el transporte, que están siendo muy sensibles a la crisis del coronavirus, avanzó el presidente, que se mostró abierto a adaptar la política fiscal a la situación actual.

Prestación extraordinaria para suspensiones de empleo

Antes del Consejo de Ministros extraordinario, el Gobierno se reunirá con los agentes sociales para informarles de las medidas. CCOO y UGT han solicitado al Gobierno que en el conjunto de medidas que tiene previsto aprobar incluya:

  • Una prestación de carácter extraordinario para las suspensiones de contrato derivadas del coronavirus. En un comunicado, ambos sindicatos consideran "imprescindible" que, ante la urgencia de la situación y su excepcionalidad, el Gobierno dicte un decreto ley que articule medidas laborales y de seguridad social que den seguridad jurídica a empresas y trabajadores y habilite un fondo de ayuda extraordinario. Sugieren una prestación extraordinaria que cubra la pérdida de ingresos en los casos de suspensiones de contrato de trabajo por cuarentena, cierre de centros escolares, centros de día o restricciones de movilidad.
  • Asimismo, piden un procedimiento específico para los supuestos en los que se suspenda total o parcialmente la actividad laboral o se lleven a cabo reducciones de jornada como consecuencia de los efectos del coronavirus, siempre que justifique debidamente la concurrencia de causa el empresario, previo acuerdo con la representación legal de las personas trabajadoras.
  • También piden que se trate como enfermedad profesional la consideración del aislamiento preventivo de los trabajadores afectadas por el coronavirus, medida que ya ha sido adoptada por el Consejo de Ministros. Ello supone un alivio para los costes de las empresas, ya que la baja pasa a asumirla la Administración, y también una mejora de las condiciones para los trabajadores afectados, que cobrarán la prestación desde el primer día y por un mayor porcentaje del salario.

UGT y CCOO han remitido estas medidas a CEOE y Cepyme y al Ejecutivo con vistas a la reunión que mantendrán con los máximos responsables de patronal y sindicatos para abordar las iniciativas a adoptar para frenar el impacto económico de la expansión en España del coronavirus.

Los empresarios prefieren a Calviño

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el presidente de ATA, Lorenzo Amor, han coincidido en que el Ejecutivo debe coordinar medidas económicas para frenar el impacto negativo que el coronavirus está teniendo en las empresas. Durante la Asamblea General de ATA que ha reelegido a Lorenzo Amor como presidente de la organización por cuarto mandato consecutivo, el líder de la CEOE ha dicho que pedirá en la reunión del Diálogo Social en Moncloa que sea la vicepresidenta económica la que coordine "la parte que toque desde el punto de vista económico a las empresas". "El Diálogo Social es la clave de las grandes decisiones", ha insistido, al tiempo que ha afirmado que España tiene la mejor Sanidad del mundo y ha pedido tranquilidad. "Tenemos que estar tranquilos y pausados y siguiendo las pautas de las autoridades sanitarias", ha dicho. Amor ha pedido a Sánchez, que ha clausurado la Asamblea, que "desde la prudencia, la coordinación de toda la administración y con un dialogo fluido estudien cuanto antes un plan de contingencia para que podamos hacer frente a la epidemia que está pasado factura a sectores productivos de la sociedad". "Unidad, siempre unidad", ha señalado Garamendi, mientras el presidente de ATA también ha pedido que cualquier medida que adopte la administración sea dialogada y consensuada. "Que tengan en cuenta la realidad y el día a día. Que con nuevas normas laborales o fiscales midan las consecuencias en los autónomos. Que las leyes sean justas y proporcionales", ha advertido, tras señalar que quedan todavía medidas que implementar para mejorar el trabajo autónomo. Los dos líderes de la patronal y ATA se han comprometido a trabajar "desde la unidad", con "lealtad" y "sentido de Estado". Amor, además, se ha comprometido a ayudar a desbloquear el Consejo del Trabajo Autónomo con las organizaciones UPTA y UATAE. "Muchos miran al empresario como un lobo...y pocos como el caballo que tira de carro", ha dicho tras haber sido proclamado otra vez presidente de ATA por unanimidad.

También los presidentes de las comunidades

Sánchez ha decidido convocar a los presidentes autonómicos a un encuentro virtual el sábado para abordar la evolución de la crisis del coronavirus y las medidas a tratar. Fuentes gubernamentales confirmaron que el jefe del Ejecutivo conversará por videoconferencia con los máximos dirigentes territoriales el próximo 14 de marzo, dentro de su promesa de encarar de forma coordinada y con unidad la crisis del coronavirus.

Publicidad