Publicidad

Ayuda económica

El Gobierno aprueba hoy 7.000 millones de euros para ayudas directas a las empresas

El estímulo económico, que debía de haber sido aprobado el martes, se sustentará a través de tres fondos de apoyo directo a las empresas. Unidas Podemos retrasó el proceso para incrementar la cantidad de las ayudas directas

El Gobierno planea destinar 7.000 millones de euros para ayudas directas a las empresas. Las comunidades autónomas distribuirán estos fondos y Hacienda se encargará de controlar que no haya fraudes. Todo esto forma parte del nuevo paquete de ayudas económicas en el que el gobierno llevaba semanas trabajando y que se aprobará este viernes, en un Consejo de Ministros extraordinario.

Se trata de un paquete de ayudas por importe de 11.000 millones de euros para el sector de la hostelería, el turismo y el comercio, que se sustentará a través de tres fondos de apoyo directo a las empresas, uno con ayudas a empresas afectadas canalizadas por las comunidades autónomas, otro de conversión de créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO) y un tercero de recapitalización de empresas medianas.

El paquete de estímulo debía aprobarse el pasado martes, pero tras nuevas demandas para incrementar las ayudas directas reclamadas por Unidas Podemos y ante el ajuste de los últimos flecos técnicos, su aprobación se ha retrasado al viernes.

El Gobierno no asegura que el dinero llegue "en cuestión de días"

Según indicaron fuentes de la Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, perfiló anoche con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo y las ministras económicas Nadia Calviño y María Jesús Montero los detalles del real decreto ley de medidas extraordinarias de apoyo a las empresas.

Montero ha dicho, sin embargo, que no puede asegurar que el dinero vaya a llegar a sus destinatarios en cuestión de días porque, primero, es necesario un trabajo de garantías jurídicas que permita asegurar que "el dinero llega y se emplea para los fines que está previsto".

Discrepancias

La titular de Hacienda, además, ha negado que haya discrepancias en el seno del Ejecutivo en torno al plan que pretende que las empresas dispongan de recursos para evitar problemas de solvencia, sobre todo en aquellos sectores que han sufrido más la caída de su actividad por la crisis, como el turismo, la hostelería y el comercio.

El objetivo de esta medida es evitar los problemas de solvencia en las empresas, especialmente las pymes, tras el impacto sufrido por las restricciones de la tercera ola del coronavirus y después de que el Gobierno aprobase el año pasado 40.800 millones (5% del PIB) en ayudas directas, principalmente los ERTE, y tenga comprometido hasta la fecha un 2% del PIB en 2021.

Las demandas de UP

Desde Unidas Podemos, por cuyas demandas se retrasó la fecha de aprobación de las ayudas, piden que el paquete incluya una dotación de 8.000 millones en ayudas directas a las empresas golpeadas por la COVID-19.

El marco temporal de ayudas de la UE actual permite financiar ayudas a costes fijos de empresas por hasta 800.000 euros, si bien Economía tramita la autorización con Bruselas para elevar dichas ayudas a 1,8 millones, una cifra relevante, dado el elevado porcentaje de pymes en España, agregó Europa Press.

Publicidad