El Gobierno andaluz ha destapado que el anterior Gobierno socialista ocultaba hasta 500.000 personas en las listas de espera sanitarias. Son, más de 800.000 andaluces y no 300.000 los que esperan por atención médica que va desde atención especialista hasta quirúrgica.

El nuevo portavoz del Gobierno, Elías Bendodo, ha calificado el caso de "escándalo" y afirma que a partir de ahora, conseguir una Seguridad Social de calidad será prioridad. Para ello invertirán hasta 25 millones y medio de euros hasta final de año en un plan de choque en el que lo primero será atender a las personas que estén fuera de plazo o lleven más de un año esperando.

Para solucionar la situación actual, lo primero será pactar horas extra con los sanitarios, potenciar la cirugía ambulatoria y derivar a pacientes a hospitales concertados.