Factoría de San Cibrao

El Gobierno acuerda con Alcoa una salida a la crisis de la planta lucense

La ministra de Industria, Reyes Maroto, se ha reunido con el CEO de Alcoa para desatascar la situación de la factoría de Lugo y buscar una salida que garantice los empleo y la supervivencia de la planta. La multinacional y los trabajadores piden que la venta sea al SEPI.

Trabajadores del complejo industrial de Alcoa en San Cibrao (Lugo) se manifiestan

Publicidad

La solución de la situación de Alcoa está un poco más cercana. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha mantenido este lunes en la ciudad estadounidense de Pittsbugh una reunión con el CEO de Alcoa, Roy Harvey, en la que ambas partes han adquirido un compromiso para concluir con la crisis que mantiene en vilo a la comarca lucense de A Mariña desde hace más de un año.

De un parte, el Gobierno se ha comprometido a facilitarle la venta de su planta de aluminio en San Cibrao (Lugo), acompañando el proceso y ofreciendo garantías de solvencia de las ofertas presentadas. Además, se ha comprometido a ofrecer ayudas públicas para un nuevo plan industrial y energético al futuro comprador. La compañía, por su parte, ha accedido a desbloquear este proceso.

Maroto ha explicado a través de un comunicado que la propuesta presentada encima de la mesa es fruto del consenso con la Xunta de Galicia y con los representantes de los trabajadores, en la que se reclama a la compañía que evalúe las cuatro ofertas de compra que ha recibido y que garantiza la supervivencia de la planta y de los empleos.

Alcoa, por su parte, se ha comprometido a revisar la propuesta del Gobierno para asegurar la viabilidad de la factoría, pero no a venderla directamente a un tercero. En un comunicado, la empresa lamenta que, entre las acciones que ha planteado la ministra de Industria, no figurase la venta directa a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), opción que la multinacional observa como la forma de dar mayor seguridad a todas las pares en este proceso.

Hoja de ruta

Alcoa se cobija en que la condena de la Audiencia Nacional por la venta en su día de las plantas de A Coruña y Avilés (Asturias) al fondo de inversión suizo Parter Capital "ha puesto de manifiesto los riesgos de vender plantas inviables en las que el vendedor es el que contribuye económicamente en la transacción, a pesar de contar con la supervisión de todos los actores involucrados en el proceso".

A pesar de tener posturas encontradas en este punto, Maroto es optimista y ha trasladado que Harvey se comprometió a estudiarla cuanto antes, para en dos semanas, trasladar una "hoja de ruta" sobre este proceso.

Los trabajadores de la planta de Lugo, por su parte, se han manifestado este jueves para forzar una solución que entiende que pasa, al igual que la multinacional, por la venta al SEPI como mejor solución para garantizar sus puestos de trabajo, ahora amenazados, y el futuro de la factoría.

Publicidad