Instituto Catalán de Finanzas

La Generalitat pide al Banco de España el permiso para crear un banco público

La creación de un banco público en Cataluña es uno de los compromisos que lo ERC adquirió con la CUP para garantizar el voto favorable en la investidura.

La deuda pública marca un récord en el primer trimestre del año con el 125,3 % del PIB

Publicidad

La Generalitat ha pedido al Banco de España que le dé licencia para convertir el Instituto Catalán de Finanzas (ICF) en un banco público. Según se publicó el Diario Oficial de la Generalitat el Gobierno catalán (DOGC), se espera desde marzo el beneplácito del Banco de España y de Bruselas para crear un banco público mediante la conversión del Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

Se trata de un proyecto que lleva años en la recámara de los independentistas y que ahora ERC ha retomado. Ahora es el turno de Junts per Catalunya, con Jaume Giró como nuevo titular de la cartera económica, que se encargará de consolidar la operación.

La creación de una banca pública, aparte de figurar en muchos programas electorales en Cataluña, es uno de los compromisos que lo ERC adquirió con la CUP para garantizar el voto favorable en la investidura.

Según el DOGC, esta nueva entidad nacería bajo la marca ICF Banc y con un capital social de 600 millones de euros. En caso de aprobarse, este organismo realizará actividades y prestación de los servicios bancarios, como son la toma de depósitos, concesión de préstamos o servicios de pago con un "público objetivo concretado en personas jurídicas, grandes, medianas y pequeñas empresas, microempresas y autónomos, entidades del sector público y entidades sociales en el marco de su actividad profesional".

Si el proyecto sale adelante, la sede de esta nueva banca pública estaría en la Gran Vía de les Corts Catalanes de Barcelona. No obstante, la junta general de accionistas podrá trasladar el domicilio social a cualquier otra ciudad española, según publica 'Economía Digital'.