CEOE

Garamendi pide a Sánchez no vincular los salarios a la inflación: "Eso es pobreza a medio y largo plazo"

El presidente de la CEOE ha advertido que la subida del SMI planteada por la ministra de Trabajo "va a ser muy difícil" de suscribirla

Publicidad

Antonio Garamendi ha sido reelegido presidente de la patronal CEOE (Confederación Española de Organizaciones). Ha aprovechado para advertir que no van a admitir "bajo ningún concepto que las subidas salariales estén indexadas, vinculadas, a la inflación". Garamendi se ha explicado diciendo que "eso es pobreza a medio y largo plazo, porque supone poner en peligro muchas empresas, sobre todo pymes".

Esto se inscribe en el debate con Pedro Sánchez, ya elegido presidente de la Internacional Socialista. Sánchez ha aprovechado el cierre de su discurso para lanzar el mensaje que la CEOE se siente a negociar con los sindicatos para "alcanzar un acuerdo salarial que dé seguridad a todos los trabajadores y trabajadoras".

Garamendi ha criticado que el Gobierno no les ha pasado "ni un papel sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o las pensiones". Ha puntualizado que desde la patronal no se oponen a subir el salario mínimo, pero que se debe hacer "con cabeza". "Es diferente hablar de Madrid, Barcelona o Bilbao que de Extremadura, y ya hay nueve comunidades autónomas donde el salario mínimo es superior al 60% del salario medio", ha explicado.

Por esto, ha advertido que lo que plantea la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, "va a ser muy difícil que puedan suscribirlo". Igualmente, el presidente de la CEOE ha añadido: "Vamos a esperar a ver si es esa la propuesta real del Ejecutivo o solo el anuncio de una parte del Gabinete".

En cuanto a la reforma de las pensiones, Garamendi ha opinado que "solo tiene sentido si conseguimos que sean sostenibles". "El problema no es mi jubilación, sino la de nuestros hijos dentro de treinta o cuarenta años. Y de los nietos, también", ha considerado.

Además, Garamendi ha remarcado que "las leyes y los impuestos a la carta solo crean inseguridad jurídica e inestabilidad regulatoria". "Si dejamos temblando el sistema financiero, lo pagaremos caro", ha afirmado.

Publicidad