Electricidad

Francisco Díaz reclama ayudas y tarifas especiales para dependientes como él: "No puedo elegir cuándo respirar"

Las personas electrodependientes necesitan electricidad para poder vivir porque conectar alguna máquina a la corriente es vital para ellos. Por ello, reclaman tarifas especiales para poder hacer frente a la factura de la luz.

Francisco Díaz reclama ayudas y tarifas especiales para dependientes como él: "No puedo elegir cuándo respirar"

Publicidad

Francisco Díaz tiene distrofia muscular. Desde hace 15 años, cuando tuvo una complicación médica que derivó en una traqueotomía, está conectado a un respirador. Utiliza 8 enchufes para todos los dispositivos que tiene en casa, desde la silla de ruedas eléctrica hasta los respiradores, el colchón antiescaras, el cargador de las baterías o el mando. Ahora afronta la subida del precio de la luz con miedo: "Todavía no hemos recibido la factura, pero nos tememos que va a ser mucho más cara".

Francisco, de 36 años, vive con sus padres, que nos han contado que tampoco pueden "dejar de encender la calefacción ahora que ha llegado el frío porque sería terrible para él". Así que todo suma. Por eso, ante la continua subida de la luz, decidieron solicitar el Bono social eléctrico, pero se lo denegaron. "Es un bono que tiene en cuenta la renta anual de la unidad familiar. No puede ser superior a los 15.000 euros así que nosotros, con una pensión de jubilación de mi padre, un trabajo de 5 horas de mi madre y mi pensión por discapacidad, superamos ese importe y quedamos excluidos de la ayuda".

Petición al Gobierno

Francisco reclama al Gobierno "que no permita a las eléctricas hacer lo que quieran con los precios de la luz" y exige más empatía por parte de los políticos: "No sólo conmigo o con casos como el mío, sino en general. Acabamos de salir de una pandemia, la situación actual es crítica, muchas personas han perdido sus empleos, y mientras intentamos recuperarnos de esto, nos suben el precio de todo".

Además, Francisco cree que deberían tomar medidas y poner en marcha ayudas, compensaciones económicas o tarifas especiales para los casos de personas dependientes a cualquier tipo de aparato eléctrico porque, recuerda, "tú puedes cocinar o poner la lavado en los momentos del día en los que la luz está más barata. Yo no puedo elegir cuándo conectar mi respirador. Necesito estar conectado todo el día".

Publicidad