Si usted es de los que tienen que afrontar el abono de una cantidad a Hacienda y no quieran domiciliarlo pueden presentar su liquidación hasta este 1 de julio y puede realizar el pago de forma presencial en las entidades bancarias colaboradoras.

Se puede optar por el fraccionamiento de su importe, de forma que se puede abonar el 60% en el momento de presentar la declaración de la renta y el 40% restante, hasta el próximo 5 de noviembre, inclusive. Lo que no pueden fraccionarse son las autoliquidaciones complementarias.

Hay varias opciones para optar al pago: la domiciliación bancaria: domiciliación de ambos plazos, domiciliar el pago del primer plazo y no domiciliar el correspondiente al segundo plazo o bien domiciliar únicamente el pago correspondiente al segundo plazo.

Mientras que los contribuyentes cuyo resultado sea a devolver tienen de plazo para presentar la declaración de la Renta hasta el próximo lunes 1 de julio, misma fecha para la declaración de Patrimonio.