14.997333

Publicidad

llamados a huelga el 21, 22, 23 y 24 de septiembre

Finaliza sin acuerdo la reunión de mediación del conflicto de Iberia en El Prat

El personal de tierra de Iberia en el aeródromo catalán está llamado a ir de nuevo a la huelga los próximos 21, 22, 23 y 24 de septiembre para reclamar la conversión a fijos de alrededor de 400 contratos temporales y nuevas contrataciones que alivien su carga de trabajo.

La reunión de mediación entre la dirección y el comité de los trabajadores de tierra de Iberia en el Aeropuerto de Barcelona ha vuelto a acabar este martes sin acuerdo, aunque las partes se volverán a ver mañana para intentar un acercamiento que permita desconvocar los próximos paros previstos. Las cinco horas de conversaciones de hoy en el departamento de Trabajo de la Generalitat no han servido para aproximar las posturas, aunque permiten mantener la esperanza de alcanzar un acuerdo más adelante que evite la repetición de las huelgas que en agosto y julio llevaron a la cancelación de cientos de vuelos.

El portavoz de UGT en Iberia Airport Services, Omar Minguillón, ha asegurado que la compañía ha acudido a la reunión "sin mucha voluntad de acercar posiciones más allá de buscar una frase que sirva para quedar bien". Pese a eso, sí ha admitido que se han producido pequeños avances, "aunque no suficientes para plasmar en un documento". Uno de los asuntos que centran la negociación es la constitución de una comisión de seguimiento de los acuerdos que se puedan tomar en la que el comité quiere que esté representado tanto este órgano de representación de los trabajadores como la Generalitat y que reclaman que sea efectiva.

El personal de tierra de Iberia en el aeródromo catalán está llamado a ir de nuevo a la huelga los próximos 21, 22, 23 y 24 de septiembre para reclamar la conversión a fijos de alrededor de 400 contratos temporales y nuevas contrataciones que alivien su carga de trabajo.

El comité, controlado por UGT, convocó esta nueva tanda de paros tras el fracaso de la última reunión de mediación celebrada a finales de agosto y que no pudo evitar, por tanto, las últimas huelgas del 30 y 31 de agosto. Con antelación, el personal de tierra de Iberia en el Aeropuerto de Barcelona ya fue a la huelga el 27 y 28 de julio, y el 24 y 25 de agosto. La sucesión de huelgas en este colectivo tanto en Barcelona como en los aeropuertos de Madrid y Bilbao fue utilizada como argumento por la dirección para suspender las negociaciones del convenio colectivo de ámbito estatal.

Publicidad