Microchips

La falta de microchips obliga a parar la producción en una fábrica de Mercedes en Vitoria

En todo el mundo se ha producido un desabastecimiento de microchips por la pandemia del coronavirus. Son esenciales para la producción de todo tipo de artículos, desde teléfonos hasta coches. Mercedes ha detenido su trabajo en Vitoria por este problema.

Publicidad

La pandemia del coronavirus ha provocado la falta de microchips en todo el mundo. En España, varias plantas han paralizado su actividad por la falta de abastecimiento, como la factoría de Mercedes Benz de Vitoria (País Vasco). La empresa ha tenido que detener su producción de lunes a viernes, lo que afecta a 4.500 trabajadores en una fábrica de la que salen 600 vehículos diarios, mientras otros 5.000 esperan en la campa, el terreno donde se almacenan coches.

La empresa decidirá en los próximas días si retoma la actividad el lunes o continúa con el parón.

La producción de coches ha bajado un 37,8% por la falta de microchips

En mayo la producción de vehículos alcanzó las 182.838 unidades, cifra que supera en un 9,68% los resultados de mayo de 2020, también golpeados por la COVID-19. Sin embargo, aunque el dato parece mejor, supone un 37,8% menos que lo conseguido en 2019 ante la falta de distribución de microchips, que ha obligado al sector a ralentizar su trabajo. España es el octavo productor mundial de automóviles y en los cinco primeros meses del año ha fabricado 1.032.881 vehículos, un 19% menos que en 2019.

"El desabastecimiento de microchips que se está registrando desde inicios de año, unido a la mayor debilidad del mercado nacional y los mercados de exportación, está condicionando negativamente el ritmo de producción de vehículos en España", según explica la directora de comunicación de la asociación de fabricantes Anfac, Noemí Navas, a EFE.

Navas advierte que los paros y retrasos en la producción de las fábricas por la escasez de microchips seguirá siendo un problema "al menos durante el primer semestre de 2022".

Según datos de Afnac, las matriculaciones de vehículos han bajado en Francia un 22,7% hasta mayo, mientras que en Alemania lo han hecho en un 26,7% y en Reino Unido en un 30,8%.

Los microchips son imprescindibles para la fabricación de todo tipo de productos electrónicos, como teléfonos móviles, ordenadores o electrodomésticos.