Idealista

El estudio abuhardillado anunciado en Idealista a la venta por 79.000 euros en Madrid en el que no se puede estar de pie

El estudio abuhardillado cuenta con 12 metros cuadrados construidos, un precio de venta de 79.000 euros y está situado en la calle Calvario, la zona Lavapiés- Embajadores, en Madrid.

El estudio abuhardillado anunciado en Idealista a la venta por 79.000 euros en Madrid en el que no se puede estar de pie

Publicidad

El portal de compraventa de inmuebles Idealista ha publicado un nuevo anuncio que no deja indiferente a nadie. En esta ocasión se trata de un estudio situado en la zona de Lavapiés-Embajadores, en Madrid, en la calle Calvario.

Y es que vivir en este estudio puede convertirse en un verdadero calvario, ya que casi no se puede estar de pie. Se encuentra en un quinto piso sin ascensor, tiene 12 metros cuadrados construidos y su precio de venta es de 79.000 euros. La propia descripción del inmueble recalca que "la buhardilla está reformada, a estrenar" y que también "la finca esta recién reformada".

La distribución de los 12 metros cuadrados se realiza en una estancia, un baño y sin ninguna habitación. Además, tras ver las fotografías del propio anuncio en Idealista quedan dudas sobre si puede vivir de pie la persona que habite esta buhardilla.

"En el corazón de Madrid"

El reclamo principal de esta buhardilla es claramente la ubicación. El anunciante recalca que se encuentra "en el corazón de Madrid", ya que se sitúa a escasos metros de la plaza de Lavapiés, la glorieta de Embajadores, la ronda de Atocha y del Rastro de Madrid.

Quizás esta buhardilla de 12 metros cuadrados sin ascensor no es el lugar más espacioso para vivir, pero al menos podrás disfrutar "de todos los servicios" en "una zona muy bien comunicada", como explica el anunciante.

El último polémico anuncio de Idealista

Este estudio abuhardillado de 12 metros cuadrados, que casualmente se ubica en la calle Calvario, se suma a una larga lista de anuncios vistos en Idealista que han generado polémica. El asombro por este inmueble sigue algo lejos de los últimos episodios como el terrorífico chalet adosado de 86m² por 150 euros al mes en Madrid o las casas atravesadas por tensores de acero, lo que hace replantearse una vez más el carácter moral, y tal vez legal, de este tipo de anuncios.