Pesetas

Esta es la peseta que puede valer hasta 250.000 euros

Desde su sustitución por el euro en 2002, las pesetas se han convertido en auténticos objetos para coleccionistas. Algunas pueden llegar a valer fortunas.

Imagen de archivo de varias pesetas.

Imagen de archivo de varias pesetas. Pixabay

Publicidad

Las pesetas se han convertido en objetos de coleccionismo. Se trata de una moneda centenaria que entró en vigor por primera vez en 1868 y estuvo vigente hasta el año 2002. En ese momento, el cambio a euros fue paulatino e incluso hubo un periodo de coexistencia entre ambas divisas. Algunas pesetas se han convertido en reliquias muy buscadas por coleccionistas.

Una de ellas es una peseta acuñada en los años previos a la Primera República (1873) y cuenta con un enorme valor histórico. Prueba de ello es el precio que puede llegar a alcanzar: 250.000 euros. La moneda tiene tanto valor porque apenas se conservan 12 ejemplos. La mitad están en la Fábrica de Moneda y Timbre de España (FNMT), mientras que el resto pertenecen a manos privadas.

En concreto, es una moneda de 100 pesetas, redonda con 36 milímetros de diámetro y que tiene la libertad de pie representada. A su pie una inscripción del año 1870. Por el reverso, se contempla un escudo.

Otras pesetas valiosas

Los 133 años de historia de la peseta dan para que algunas hayan alcanzado un gran valor. Para conseguirlas los coleccionistas acuden a casas especializadas o inician por su cuenta una búsqueda en portales de segunda mano como Ebay o Foronum. Se han llegado a pagar 13.000 euros por 236 billetes de 5.000 pesetas del 23 de octubre de 1979.

Incluso 5 pesetas del año 1992 se han conseguido vender por más de 5.000 euros por alguna característica especial. Aunque el plazo dado por el Banco de España para cambiar las pesetas a euros expiró en 2021, muchos españoles siguen conservando estas monedas en casa a modo de recuerdo.

Otros, sin embargo, se han encontrado las monedas en sus domicilios sin quererlo. Es el caso de un residente en Valencia que tras comprarse una casa y empezar a reformarla se encontró escondidas 9 millones de pesetas, unos 54.000 euros, repartidos en botes de cacao. Sin embargo, su hallazgo llegó tarde porque se había terminado el plazo para poder convertirlas.

Publicidad