Economía

España, el país del sur de Europa más rezagado en la recuperación económica

Según un informe de Oxford Economics, el país está experimentando “una lenta recuperación”. Unas previsiones que se unen a las del Banco de España o el FMI, entre otros, que detallan la preocupación por el crecimiento económico nacional en los próximos meses

Dinero

Publicidad

La recuperación económica de España preocupa a los organismos e instituciones internacionales y nacionales. A las ya diferentes revisiones a la baja del crecimiento del país para este 2021 del Banco de España o del FMI hay que sumar ahora un último estudio de Oxford Economics que sitúa al país como el más rezagado del sur de Europa.

Así lo detalla este informe en cuyos expertos auguran que España es la “excepción” de los países del bloque comunitario y, mientras esperan que el resto de países “recuperen el PIB de los niveles anteriores de la pandemia a principios de 2022”, nuestro país se quedará más rezagado y no seguirá la línea.

“Sólo España se está quedando atrás en la recuperación, con un PIB todavía muy por debajo de los niveles anteriores a la pandemia”, apunta el organismo. Y añaden: “Los países del Sur, muy dependientes del turismo, sufrieron un gran golpe mientras que sus vecinos del norte, centrados en la industria, experimentaron pérdidas menores del PIB”.

El problema es que la dinámica del resto de economías del sur de Europa avanza a distinto nivel que el nacional. “Entre las economías del sur, Grecia ha vuelto a los niveles anteriores a la pandemia mientras que España experimenta una lenta recuperación y sigue muy rezagada”.

Otros organismos que también auguran el mismo escenario

La cuestión en este punto es que las perspectivas de otros organismos no dan lugar al optimismo. Así lo determina la última revisión a la baja del Banco de España al respecto, que deja en seis décimas y no en un punto el empuje de la inyección económica de los fondos europeos sobre el PIB de 2021. Todo en un contexto en el que el Estado fijó los Next Generation como gran aliciente económico y preveía movilizar algo más de 30.000 millones de euros antes de fin de año.

A esto datos hay que sumar que el Gobierno también rebajó su previsión de crecimiento para este año al 6,5%, siete décimas menos con respecto a la anterior previsión que la ubicaba en el 7,2%; o la del FMI en su último informe, que la dejó en un 5,7% tras retraerla en medio punto. Y, aunque el organismo que dirige Kristalina Georgieva mejoró las perspectivas para 2022 hasta el 6,4%, también sentenció que el paro nacional seguiría siendo el más elevado de la zona euro.

El último en pronunciarse BBVA Research, que esta misma semana también ha moderado las perspectivas de crecimiento para 2021 y 2022. Es decir, del 6,5% y 7%, respectivamente, hasta el 5,2% y el 5,5%.

Una visión global negativa que contrasta con el escenario macro que el Ejecutivo marcó en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, que ubicaba el PIB en el 6,5% para 2021 y en el 7% para 2022.

Publicidad