Trabajar en España. Tan difícil, pero tan placentero. Un informe publicado por HSBC Expat coloca al nuestro país como el cuarto destino preferido por los extranjeros para desarrollar su actividad laboral. España sólo tiene por delante en la tabla a Suiza, Singapur y Canadá.

Las condiciones laborales en las empresas repartidas por toda la piel de toro han mejorado bastante. Y es que, si tenemos en cuenta el estudio publicado por la misma agencia cabe decir, que en 2018 España estaba diez puestos más abajo que este año.

Las estadísticas del estudio son muy reveladoras. Por una parte se dice, que el 61% de los trabajadores de otros países considera, que en España se trabaja bajo muy buenas condiciones de seguridad. Además el 59% asegura, que en nuestro país el clima laboral es mejor en el nuestro. Y un 39% dice preferir España como destino laboral por las condiciones climáticas.

El estudio publica otros datos curiosos como por ejemplo, que el 48% de los extranjeros, que vienen a trabajar a tierras españolas dice sentirse mejor físicamente. Un 83 % de todos los que vienen a desempeñar aquí su actividad laboral dice que su bienestar ha mejorado desde su llegada.

Pero uno de los mejores datos de la investigación es el que dice que un 63% de los foráneos que viene a trabajar a la piel de toro decide establecer aquí su residencia una vez terminado el objeto por el que llegó a nuestro territorio.

Pero no todo lo que HSBC Expat es positivo. Y es que, sólo en 25% de los 18.000 encuestados asegura que nuestro país es un buen lugar para medrar profesionalmente. Económicamente hablando, España no es un país que asegure un próspero desarrollo económico, ya que la renta media de 36.000 €, se sitúa en un escalafón relativamente bajo frente a los 67.000 € de la media mundial.