90.005167

Publicidad

ERTEs

Los ERTEs que propone el Gobierno y que plantean consumir paro disgusta a sindicatos y empresarios

El Gobierno sigue negociando con los agentes sociales una nueva prórroga a los ERTEs. De momento, la propuesta que hay encima de la mesa, no gusta ni a sindicatos ni a la patronal. El lunes se reunirán de nuevo.

El Gobierno ha planteado a los agentes sociales un borrador para negociar las condiciones de los ERTE más allá del 30 de septiembre pero, de momento, no convence ni a sindicatos ni a empresarios.

El contador del paro

El Ejecutivo plantea que, a partir de la prórroga, los ERTE comenzarían a consumir tiempo de paro, es decir, se acabaría con una de las ventajas de este escudo de protección social. Hasta ahora los expedientes de regulación de empleo dejaban el contador a cero y no afectaban a las prestaciones por desempleo para un futuro. Todo apunta a que quienes están un ERTE perderían derechos. A partir del 1 de octubre podrían empezar a consumir el paro que le corresponde.

Tampoco se garantizaría el cobro del 70% a partir del sexto mes .

Modelo de protección

Además la opción planteada por el Gobierno en la reunión celebrada ayer con los agentes sociales contempla ahora un modelo de protección diferencial, no sectorial. Tanto sindicatos como empresarios creen que esta fórmula no garantiza dar cobertura a todas las empresas que lo necesitan.

Ambos habían planteado al Gobierno que las nuevas condiciones de los ERTE no se ciñieran solo a determinados sectores sino teniendo en cuenta otras variables. Además solicitaban que el esquema de bonificaciones de cuotas a la Seguridad Social fuera mayor para los trabajadores que siguen parados y no para los que se reincorporan.

La prorroga: ¿Hasta cuándo?

Otro de los puntos de desencuentro es la fecha de finalización de la prórroga. El Gobierno propone que se fije para el 31 de diciembre, los empresarios piden por lo menos hasta finales de abril y los sindicatos que no haya una fecha definida y que se tenga en consideración como evoluciona la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

Además sindicatos y patronal se quejan de que en ese borrador tampoco se fija la dotación económica para las medidas.

Gobierno, patronal y sindicatos han fijado un "exigente" calendario de reuniones para seguir ultimando los detalles con el objetivo de tener cerrado un acuerdo la próxima semana. El próximo lunes 14 de septiembre tendrán un nuevo encuentro.

Así están las cuentas hasta ahora

El coste de las medidas Covid para proteger los empleos, las empresas y los trabajadores asciende a 18.000 millones hasta junio.

Paro y ERTEs

El "escudo social" contra la crisis del coronavirus ha consumido en cuatro meses el gasto en paro de un año, 9.000 millones más de gasto hasta julio. En esta cifra se incluyen las prestaciones por ERTE, las ayudas a empleadas del hogar y el paro para trabajadores temporales o sin derecho a cobrar afectados por la pandemia.

Es muy probable que este 2020 se bata el récord de gasto en paro que se marcó en 2012: más de 31.000 millones. El acumulado hasta julio ya suponía el 75% de esa cifra.

2.800 millones de euros hasta junio han ido a parar a bonificaciones a empresas por ERTE y menores ingresos:. Las cotizaciones de los trabajadores han caído por el aumento del paro pero sobre todo por la exoneración de cuotas a las empresas con empleados en expedientes de regulación temporal de empleo.

Ayudas a los autónomos

Casi 4.000 millones han ido a parar a los autónomos por ayudas de cese de actividad. Esta prestación estuvo activa durante los peores meses del confinamiento. Los autónomos han pedido al Gobierno que la retome de aquí a final de año.

Bajas por enfermedad

2.000 millones hasta ahora se han destinado a las bajas por enfermedad por las cuarentenas. Este gasto continuará aumentando por los rebrotes y la evolución de nuevos positivos.

Publicidad