El error en la camiseta de Versace no ha pasado desapercibido en el mundo de la moda pero no es la única prenda que se ha convertido en polémica. La prestigiosa marca de Dolce & Gabbana fue acusada de racista en 2018 por una campaña en la que una modelo china intentaba comer pizza, una comida típica italiana con palillos. Los tacharon de racistas, boicotearon su marca y aún hoy las ventas de Dolce & Gabbana se resienten. La disculpa de la firma evitó que el poderoso portal de ventas chino, Alibaba, los excluyera de su lista de ventas.

A estos errores de moda se le suma un llavero de Prada, inspirado en un cuento infantil racista. La colección Pradamalia de Prada no gustó a la comunidad afroamericana que acusó a la marca italiana de racista. El llavero tenía forma de mono, con brazos largos y unos labios enormes y en él veían parecido a un Sambo, la figura representativa de personas de origen africano con sus rasgos exagerados. Prada emitió un comunicado anunciando la retirada de este llavero que costaba más de 500 euros.

 

Gucci se vio envuelto en polémica por la venta de un jersey en el que emulaba los labios de personas negras. Formaba parte de la colección Otoño-Invierno del año pasado y costaba 890 dólares. El jersey levantó críticas por su diseño, era negro, de cuello alto, extensible hasta la altura de la boca donde estaba decorada con unos labios rojos y con un agujero rojo donde se ven los labios.