Economía

La entidad financiera Credit Suisse se hunde en Bolsa y podría caer en quiebra

Preocupación máxima en Europa ante el desplome en bolsa de la entidad financiera Credit Suisse. El peligro a que caiga en quiebra es real y aviva la pesadilla de la crisis económica de 2008.

Imagen de la Bolsa de Madrid

Imagen de la Bolsa de Madrid EFE/EPA/Justin Lane

Publicidad

Si se hiciera una película con el título de 'Regreso al futuro', podría ser perfectamente lo que ocurre ahora a nivel económico. La entidad bancaria Credit Suisse se ha desplomado un 10% en Bolsa, el miedo a una quiebra está más vivo que nunca y Europa entera está en alerta roja ante la posibilidad de que vuelva una potente crisis económica. El hundimiento de la entidad en los mercados tiene en vilo al mundo entero, pero sobre todo al continente europeo.

Esto recuerda a lo que sucedió en 2008, cuando, tras la quiebra de Lehman Brothers, se desató una crisis financiera sin precedentes a nivel global, que trajo consigo numerosos problemas en todo el mundo, y el poder adquisitivo se fue a pique. Aunque Credit Suisse no está todavía en riesgo oficial de caer en quiebra, la entidad sí está herida de muerte, puesto que lleva acumulando pérdidas desde que empezó 2022, y nadie sabe ya cómo parar este problema.

La posibilidad de que la entidad financiera termine por quebrar es de aproximadamente un 20%. Las probabilidades son muy pequeñas por ahora, pero el hecho de que siga cayendo sin parar en Bolsa ha disparado todas las alarmas. Más aún con esta caída del 10%, que ha terminado por confirmar los peores pronósticos. Credit Suisse vive una situación muy complicada, y, salvo giro inmediato de 180 grados, la entidad no tendrá oportunidad de salvarse

Una histórica entidad fundada a mediados del siglo XIX

Credit Suisse es una de las entidades financieras más antiguas del planeta. Fue fundada en Suiza en el año 1856, aunque no sería hasta 1905 cuando abriría su primera sucursal bancaria. Con el paso de los años, se convirtió en una de las entidades más importantes del mundo, habiendo logrado sobrevivir a crisis financieras que se llevaron por delante a muchos bancos, tal y como sucedió en 2008 al quebrar la entidad de Lehman Brothers.

Sin embargo, la entidad también tiene su 'lado oscuro'. En más de una ocasión, se ha acusado a Credit Suisse de permitir las prácticas del régimen ayatolá de Irán para conseguir saltarse las sanciones impuestas por Occidente al violar su acuerdo nuclear. También ha habido muchas críticas hacia la entidad al considerar que se convirtió, desde hace años, en un 'refugio' de personas que cometían actos de corrupción y que no se hacía nada por evitarlo.

Publicidad