No espera impacto en el margen de explotación

Endesa cierra todas sus centrales térmicas de carbón en España

La compañía ha asegurado que ha tomado la decisión con motivo de las importantes modificaciones en las condiciones de mercado.

Centrales térmicas de carbón

Publicidad

No espera impacto en el margen de explotación

Endesa cierra todas sus centrales térmicas de carbón en España

La compañía ha asegurado que ha tomado la decisión con motivo de las importantes modificaciones en las condiciones de mercado.

El Consejo de Administración de Endesa ha tomado la decisión de cerrar todas sus centrales térmicas de carbón en España. Entre ellas se encuentran las de As Pontes, en A Coruña y la de Litoral, en Almería, las cuales se suman a los cierres ya aprobados de Andorra, en Teruel y Compostilla, León.

Según ha informado la eléctrica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la decisión es a causa de una "profunda" modificación en las condiciones de mercado que afectan a las centrales térmicas de carbón, principalmente derivadas del precio internacional de las materias y la efectividad de los nuevos mecanismos de regulación del mercado de derechos de emisión de dióxido de carbono. "Esta situación estructural ha determinado que las centrales térmicas peninsulares de carbón no resulten competitivas y, por tanto, su funcionamiento no resulte previsible en el mercado de generación eléctrico en el futuro", apuntaba Endesa.

La compañía no espera que este cierre suponga un impacto importante en el margen de explotación. Asimismo, está evaluando posibles opciones de futuro para los emplazamientos de estas centrales.

Además, Endesa preve aumentar de manera significativa en su siguiente plan estratégico las inversiones destinadas a la construcción de nueva capacidad de generación renovable. El valor neto contable de las centrales térmicas de carbón peninsular de la eléctrica asciende a unos 1.300 millones de euros, que incluye el importe estimado de la provisión para el desmantelamiento de estas centrales.

Por ello, la decisión adoptada por el Consejo de Administración de Endesa de acelerar el compromiso de descarbonización discontinuando la producción de generación térmica peninsular de carbón y el análisis a realizar del valor recuperable de estas instalaciones podría implicar el registro contable de un deterioro de valor de estos activos por un importe máximo equivalente a la totalidad de su valor neto contable, lo que, en su caso, reduciría el importe futuro de las amortizaciones estimadas en el conjunto de centrales. Endesa aclara que el registro contable de un deterioro es un parámetro que no se tiene en consideración en el cálculo del beneficio neto ordinario conforme a la política de dividendos vigente, por lo que no tiene impacto alguno en la determinación de la remuneración del accionista.

Publicidad