Solo un 7% de los empresarios espera que mejore la economía, mientras el resto considera que la desaceleración que está atravesando la economía mundial y europea en el último año se está traduciendo en una menor confianza. Este pesimismo no se plasma en sus proyecciones de negocio, ya que aún hay un 69% de empresarios que prevé un aumento de la facturación de su empresa a lo largo de 2019.

El informe 'Perspectivas España 2019' elaborado por KPMG en colaboración con la CEOE, el número de empresarios pesimistas sobre el futuro de la economía ha crecido en el último año en un 11% y ya hay un 48% de ellos que cree que irá a peor en los próximos doces meses.

Los frentes que tiene abiertos el futuro de la economía:

  • El Brexit
  • Las tensiones comerciales
  • La desaceleración en China
  • La ralentización en Europa
  • La recesión registrada en Italia
Una de las principales amenazas es la incertidumbre política para el 83% de los encuestados, seguida por la ralentización de la economía en la eurozona (48%), el entorno regulatorio (37%) y las tensiones geopolíticas (33%). Desde el punto de vista del negocio, un 47% dice que la situación política ha paralizado algunas decisiones de inversión y otro 22% que ha paralizado las decisiones de contratación de personal.

Según el presidente de KPMG en España, Hilario Albarracín, los directivos ven con cautela la evolución económica ante las previsiones de desaceleración y las incertidumbres geopolíticas, pero al mismo tiempo mantienen las inversiones en tecnología para acelerar sus procesos de transformación digital. Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, atribuye a los empresarios "realismo y cautela", además "del optimismo, la energía y la confianza" para dirigir sus empresas a través de un entorno que califica de "complicado".

A pesar de este entorno "complicado", los empresarios y directivos todavía son optimistas sobre la evolución de sus magnitudes de negocio, que, no obstante, son ligeramente más bajas que en la anterior edición.

Te puede interesar también:

Bruselas empeora la previsión de déficit y crecimiento para España