Empresarios

Un empresario de Toledo lleva carne a Alberto Garzón al Ministerio por pedir que se consuma menos

Un grupo de trabajadores de Cárnicas Dibe se presentó en el ministerio para hacer llegar a Alberto Garzón unos productos cárnicos en plena polémica por su petición de consumir menos carne.

En resumen

  • Un empresario cárnico manifiesta la necesidad de encontrar nuevos nichos de mercado.

Publicidad

Un grupo de trabajadores de Cárnicas Dibe, junto a su director Raúl Sánchez de Castro se personaron en el Ministerio de Consumo el 12 de julio para hacer llegar a Alberto Garzón una caja con productos cárnicos y una carta.

"La idea nace ante la necesidad que tenemos las industrias cárnicas de carne silvestre de buscar nuevos nichos de mercado. La carne de caza o carne silvestre, su principal nicho de mercado es la hostelería. Nos cuesta llegar a los hogares y, ante ello, pedimos ayuda al Ministerio de Consumo de que nos abra puertas y nos ayude a negociar con supermercados para tener mayor capacidad de venta", justifica la empresa que viajó a Madrid.

La compañía está situada en El Gordo, una localidad limítrofe con la provincia de Toledo. Por el momento, se trata de la única empresa del sector que ha acudido al ministerio a plantear sus quejas de manera presencial.

La hostelería, perjudicada por la polémica de la carne

Como plantean desde la empresa, la hostelería es su principal nicho de mercado. Sin embargo, la hostelería ha sufrido, y sigue sufriendo, muchas restricciones por culpa de la crisis sanitaria causada por la COVID-19. Actualmente, son muchas las comunidades en las que, de manera reciente, se han restringido aforos y limitado horarios, con las consecuentes pérdidas para los negocios.

Por ejemplo, el Govern de Baleares anunciaba como una de las principales medidas para frenar los contagios que adelanta el cierre de la restauración y limita las reuniones sociales a partir del jueves 22 de julio. Los bares y restaurantes deberán cerrar a partir de la una de la madrugada hasta las 6:00 horas, esto es, una hora antes de lo que ya lo hacían. Esta medida conlleva a que, aquellos que no sean convivientes no podrán reunirse en ningún espacio a partir de la 1 de la madrugada. Con esta medida se pretende disuadir los botellones de los jóvenes, que podrán tener sanciones de hasta 1.000 euros en caso de realizarse. En cuanto al uso de las mascarillas, el Govern recomienda utilizarlas también es espacios abiertos.

A la par que las medidas restrictivas se endurecen para evitar el aumento de los contagios, la vacunación también avanza con esta finalidad. Son varias las comunidades que ya está vacunando a los jóvenes. Para conocer el ritmo de vacunación, cuándo te tocará vacunarte o cuántas personas hay con la pauta completa en España, puedes consultar la herramienta CuentaVacunas de Antena 3 Noticias.

Publicidad