Empadronamiento y domicilio fiscal ¿Se puede elegir dónde declarar en la Renta 2020-2021?

Publicidad

Declaración de la renta 2020

Empadronamiento y domicilio fiscal ¿Se puede elegir dónde declarar en la Renta 2020-2021?

Si se hacen cambios en el domicilio fiscal y no se actualizan o existen errores a la hora de hacer la Declaración de la Renta 2020, Hacienda puede sancionar a los contribuyentes.

El domicilio fiscal es clave en la relación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) a la hora de hacer la Declaración de la Renta 2020. En la mayoría de ocasiones no suele haber dudas sobre la dirección que poner, pero cuando cambiamos de domicilio o se vive entre dos sitios distintos, pueden surgir dudas, por lo que a continuación resolvemos las cuestiones más habituales acerca del domicilio fiscal.

Cuando nos cambiamos de casa tendemos a pensar más en aspectos prácticos como la mudanza o dar de alta los nuevos suministros del hogar (internet, luz, agua), sin embargo, también conlleva una serie de implicaciones administrativas que tiene que ver con el padrón y el domicilio fiscal, por lo que es obligatorio informar a Hacienda de cualquier cambio de domicilio fiscal, como bien señala el apartado 1 del artículo 48 de la Ley General Tributaria.

Dónde declarar a Hacienda

A la hora de declarar a Hacienda, la Agencia Tributaria tendrá en cuenta el domicilio fiscal, que como dicta el artículo 48 de la Ley General Tributaria, es el de la residencia habitual para las personas naturales o físicas. No obstante, si se tienen dos domicilios, la Agencia Tributaria puede que considere como domicilio habitual el lugar en el que se realizan las actividades económicas.

De todas formas, para indicar cuál se considera el domicilio fiscal, se tiene en cuenta la región o comunidad autónoma donde se ha vivido durante más tiempo y, además, se tendrá en cuenta dónde el contribuyente realiza sus actividades económicas principales. Si esto no se pudiese demostrar (por estar en paro o por no contabilizar el tiempo vivido en cada lugar), se tendrá en cuenta la comunidad en la que tuviera la última residencia declarada en el IRPF.

Estar empadronado en el mismo lugar donde está el domicilio fiscal

Por otro lado, ser residente fiscal en una comunidad autónoma no significa necesariamente que se esté empadronado en esa misma comunidad, aunque lo habitual es que sea así.

Sin embargo, el lugar de empadronamiento y el registro a efectos tributarios, son registros administrativos independientes, por lo que si se hace un cambio de domicilio en el padrón, Hacienda tendrá en cuenta el domicilio fiscal.

No obstante, los datos deben estar en regla, por lo que si no se actualiza el domicilio fiscal en la Agencia Tributaria, para el periodo impositivo o existen errores en el mismo a la hora de hacer la declaración de la Renta 2020, los contribuyentes se exponen a lo que Hacienda les sancione de forma 'leve' con multa de 100 euros.

Publicidad