Publicidad

Sentencia del Supremo

El Supremo declara que el impago de la pensión alimenticia de un hijo es una forma de "violencia económica"

La sentencia del Supremo considera que un padre que no pagó casi 35.000 euros de pensión cometió un delito de "violencia económica".

El Tribunal Supremo ha establecido que no pagar la pensión alimenticia de un hijo es "violencia económica", puesto que victimiza a los menores que no ven cubiertas sus necesidades y al progenitor que tiene que hacerse cargo de ellas.

La Sala de lo Penal del Supremo ha condenado a un padre a seis meses de prisión por abandono familiar. El hombre acumulaba casi 35.000 euros de impagos de la pensión alimenticia y no tenía ningún problema económico.

Según el magistrado del Alto Tribunal Vicente Magro, el pago de la pensión es "una obligación moral y natural" y no satisfacerla "lleva a cabo un exceso en su esfuerzo de cuidado y atención hacia los hijos, privándose de atender a sus propias necesidades para cubrir las obligaciones que no verifica el obligado a hacerlo".

Además, el padre también ha sido condenado a pagar una multa de 10 euros diarios durante 14 meses.

Publicidad