El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granados, ha afirmado en Santander que para que el sistema de pensiones sea sostenible a largo plazo lo que España necesita es tener inmigrantes. Granados considera que aumentar la tasa de natalidad no es suficiente y solo arreglaría "el problema para los próximos veinticinco o treinta años". Por eso ha señalado que la sociedad española "sigue necesitando tener inmigración" sabiendo además que la precariedad laboral, la falta de ayudas públicas y de servicios hace que la gente no pueda tener más hijos.

El secretario de Estado ha mandado ha mandado un mensaje a "quienes defienden a los pensionistas y a la vez se oponen a que tengamos una política razonable de inmigración" por estar "faltando a la verdad y engañando a las personas". Por eso, insiste Granados en que nuestro país "necesita inmigrantes" para compensar la pirámide demográfica española. Para revertir esa circunstancia, ha dicho, la única fórmula es que haya "gente joven, que tenga hijos y que venga a España, no solo a trabajar, sino también a reponer esa pirámide de población".

Aun así ha señalado la importancia de unas políticas de natalidad porque, según Granados, España es conocida en los foros europeos por tener "la peor política" de la Unión y además la más "exigua" a la hora de apoyar a las familias. "España no puede seguir siendo espectador en políticas de natalidad", ha concluido.