Es el salón de Ginebra más eléctrico de la historia. Por ejemplo, Audi no presenta ningún coche con motor de combustión. Seat también, todo eléctrico y conectado. Explica Leire Olavarría, que se puede "programar la carga de la batería o la climatización del vehículo". Para no tener que imaginar cómo son estos vehículos por dentro se pueden ver desmontados. Otros experimentan con, dice Marco Toro, director de Nissan, "un motor eléctrico puro y uno, pequeño, de combustión, solo para recargar la batería". Están los híbridos autorecargables de Lexus.

También se puede ver el nuevo Clio autónomo. El prototipo de Citroen para las ciudades, el Ami One. Y otros de Honda y Skoda.

También te puede interesar:

Lo más de lo más del salón del automóvil de Ginebra