La caída de las ventas de los aparatos móviles ha llevado a las grandes empresas del sector a anunciar el balance negativo de sus resultados. Apple lo anunció hace unos días y Samsung también se enfrenta a un descenso de sus ventas.

Las marcas señalan a la "debilidad de la demanda" y al aumento de la competencia de otras compañías.

En el curso del año anterior, los ingresos por las ventas de 'smartphones' descendieron un 15,6%. Más allá de los motivos que han dado las grandes compañías, todo apunta a que las prestaciones que ofrecen los nuevos terminales ya no son tan significativos. Por lo que prefieren otros dispositivos, como los altavoces inteligentes.

Los expertos creen que no se trata solamente de una guerra tecnológica, sino también de la oferta. Samsung y Apple verán sus ventas reducidas debido a que la gente antepone la el precio por encima de la marca.