El presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, el empresario independentista Joan Canadell, ha afirmado hoy que estudiará la posibilidad de no responder en castellano las preguntas de los periodistas, dado que sus declaraciones se pueden traducir directamente del catalán utilizando los subtítulos en televisión.

Canadell se ha mostrado reacio a contestar una pregunta en castellano durante las declaraciones a los medios de comunicación que han seguido a la primera reunión del nuevo comité ejecutivo de la Cambra, aunque finalmente lo ha hecho.

"Hoy todavía hablaré en castellano, pero puede que sea la última vez. Me lo tengo que pensar. ¿Es que no tienen traductores?", ha espetado el presidente independentista de la Cambra cuando se le ha pedido que contestara en castellano una pregunta ya realizada antes en catalán.

Hace unas semanas, la portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, ya protagonizó una polémica al negarse a responder a un periodista de Antena 3 Noticias en castellano durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Govern.

Canadell, por otra parte, ha defendido la puesta en marcha de un registro "online" de empresas favorables a la independencia impulsado por la entidad soberanista ANC y ha asegurado que no ve esta iniciativa como ningún boicot. "Quien quiere verlo como algo negativo es porque quiere tergiversar las cosas", ha apuntado.