El precio de la vivienda subió un 4% anual durante el primer trimestre del año en la zona euro y en la Unión Europea mientras que en España la subida fue del 6,9%. Esto supone dos décimas más si lo comparamos con el último trimestre de 2018 (según datos de Eurostat). El mercado residencial español terminó 2018 con una subida trimestral de 6,7%, según los datos de Eurostat, tras el alza del 6,8% y 7,2% en el segundo y tercer trimestre, respectivamente.

Las mayores subidas entre los estados miembros han sido en Hungría, con un 11,3% en los primeros meses de 2019, le sigue Chequia con un 9,4% y Portugal, con un 9,2%. El único país donde ha descendido el precio de la vivienda ha sido en Italia, un 0,8%, según datos de la agencia europea.

Esta subida media del 4% interanual se produce tras aumentar un 4,6% y un 4,5% respectivamente en los trimestres anteriores. En la zona euro, a finales de 2018, las subidas fueron del 4,6% en el cuarto trimestre y del 4,8% en el tercero.