Para quienes ya sean propietarios, atención a este dato: muchos verán que a partir de este 1 de enero les sube el recibo del IBI. Es uno de los impuestos que más hace ganar a las arcas de los ayuntamientos. Este año, sube en más de 700 municipios, entre ellos los de Lugo, Barcelona o Valladolid.

Otros tendrán más suerte: dependerá de la actualización del catastro de cada localidad. Aquellos que tengan unas valoraciones colectivas catastrales desde 1984 hasta 2005 y ahora se revisan, en esos va a subir; y los posteriores va a bajar. De los 1.179 municipios revisados, este impuesto va a bajar en casi 500. Se beneficiarán ciudades como Zaragoza o Almería.

Los expertos avisan: el IBI no es lo único que va a subir: gastos como el seguro del hogar o de la basura van a tener un incremento. Habrá que preparar la cartera para afrontar la actualización del impuesto y sus efectos colaterales.