120.00

Publicidad

SMI

El Gobierno llama a la "prudencia" sobre la subida del Salario Mínimo Interprofesional contra la insistencia de Trabajo

A la misma hora que Trabajo insistía en que hay que subir el Salario Mínimo Interprofesional, desde Moncloa, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, llamaba a la prudencia.

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha hecho un "llamamiento a la prudencia" a la hora de determinar la cuantía del salario mínimo interprofesional (SMI) de 2021 para no poner en peligro el crecimiento económico ni provocar un mayor aumento del desempleo. Así, Montero ha indicado que el Ejecutivo "escuchará" las propuestas de sindicatos y empresarios en relación al SMI, pero "con la prudencia que aconseja" el actual momento económico. "Después de las reuniones (con los agentes sociales) tendremos mayor criterio para adoptar la decisión, previa consulta en el diálogo social, pero teniendo presente las circunstancias actuales", ha insistido.

Prioridad: conservar los puestos de trabajo

Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha hecho hincapié en que el SMI ha subido un 29% en los últimos dos años "de la mano del presidente Pedro Sánchez" y con acuerdo en el diálogo social, y ha reiterado que debe tenerse en cuenta que ahora mismo se está en medio de una crisis. La ministra ha destacado que la prioridad del Gobierno es conservar los puestos de trabajo mediante los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que han demostrado su eficacia para contener una "previsible hemorragia" en el mercado laboral por la crisis del Covid, ha precisado. A la misma hora, desde el Ministerio de Trabajo, dirigido por Podemos, se lanzaba el mensaje contrario prácticamente, que hay que subir otra vez el SMI. Preguntada por si siguen vigentes los compromisos de subida del SMI y de modificación de la reforma laboral de 2012 contemplados en el acuerdo programático entre PSOE y Unidas Podemos, Montero ha asegurado que "siguen vigentes" pero que, al igual que se ha hecho en materia fiscal, el contenido de dicho acuerdo debe ir adaptándose y acomodándose al momento económico "para no provocar efectos no deseados".

Publicidad