113.002500

Publicidad

Brecha salarial

El decreto ley contra la brecha salarial obliga a las empresas a tener un registro con los sueldos de hombres y mujeres

El decreto aprobado por el Gobierno pretende garantizar la transparencia retributiva en los salarios entre hombres y mujeres. Se evaluarán puestos y planes en las empresas para corregir desigualdades.

Nuevo paso para acabar con las desigualdades entre hombres y mujeres en el trabajo. El gobierno ha aprobado hoy un decreto para acabar con la brecha salarial, las desigualdades a la hora de cobrar un sueldo por género.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha recordado que trata de “una lucha histórica" desde las cigarreras hace varios siglos y ha reconocido que es esencial el “concepto de igual retribución por trabajos de igual valor”.

El decreto aprobado hoy pretende garantizar la transparencia retributiva en los salarios entre hombres y mujeres mediante evaluaciones de puestos y planes en las empresas para corregir desigualdades, al tiempo que recoge un sistema de valoración de puestos de trabajo para asegurar una igual retribución por trabajos de igual valor.

"La brecha salarial es del 22%"

La brecha salarial de género en España es del 22%, según ha dicho Montero. “Solemos pensar que la brecha está en el salario base, pero no es la mayor fuente de desigualdad. Lo son los complementos retributivos”, ha explicado.

Además, según denuncia la ministra, “se valoran menos los trabajos, habilidades y competencias tradicionalmente asociadas a los roles femeninos y se valoran más los tradicionalmente asociados a los roles de la masculinidad”.

"Empresas y mujeres no son conscientes"

Las dos normativas aprobadas hoy, el decreto de igualdad retributiva y el que regula los planes de igualdad y su registro en las empresas, pretende acabar con esta discriminación y fijar “igual valor” a “iguales trabajos”.

Con los dos decretos se regulará el desarrollo de las auditorías salariales y los planes de igualdad, medidas que han sido acordadas con los sindicatos, pero no en su totalidad con la patronal.

El reglamento de auditorías salariales establece que el registro retributivo deberá incluir los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla desagregados por sexo.

Por tanto, se debe hacer un registro retributivo de cada empresa, desglosadas por sexo, la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada uno de estos conceptos en cada grupo profesional, categoría profesional, nivel, puesto o cualquier otro sistema de clasificación aplicable.

La auditoría retributiva tiene por objeto obtener la información necesaria para comprobar si el sistema retributivo de la empresa, de manera transversal y completa, cumple con la aplicación efectiva del principio de igualdad entre mujeres y hombres en materia de retribución.

"Se acabó que en las empresas las mujeres no podamos ejercer los derechos de ciudadanía", ha explicado la titular de Trabajo, Yolanda Díaz , para señalar que con los registros retributivos va a "aflorar la desigualdad", dando la "herramienta" a los trabajadores para que puedan denunciar, lo que puede conllevar multas de hasta 187.000 euros para las empresas infractoras en la Inspección de Trabajo.

En seis meses

En los próximos seis meses las empresas de más de 50 trabajadores tendrán que tener listas y publicadas estas tablas salariales aun cuando el número de personas trabajadoras se sitúe por debajo de 50, una vez constituida la comisión negociadora.

El registro deberá contar con información retributiva desagregada por sexos de toda la plantilla, incluido el personal directivo y los altos cargos, desglosada y promediada por clasificación profesional y por trabajos de igual valor, e incluyendo salario base, complementos salariales y percepciones extrasalariales.

Publicidad