El Banco Central Europeo continuará prestando semanalmente a los bancos al 0 %, les seguirá cobrando un 0,4 % por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y prestando a un día al 0,25 % (facilidad marginal de crédito). Modifica su orientación sobre los movimientos de las tasas de interés y ha afirmado que "seguirán en el nivel actual, al menos hasta el final de 2019".

La entidad se compromete a reinvertir los bonos "durante el tiempo que sea necesario para mantener unas condiciones de liquidez favorables y un amplio grado de acomodación monetaria", añade el comunicado.

Ante el debilitamiento económico, es posible que la inflación suba menos también. Los mercados descuentan desde hace tiempo que el BCE no empezará a incrementar los tipos de interés hasta el 2020.