19.010333

Publicidad

Coronavirus

El Banco de España cree que hasta el 60% de los empleos cualificados seguirán teletrabajando tras el coronavirus

Algunos de los que han empezado a teletrabajar durante esta crisis sanitaria van a seguir haciéndolo cuando acabe la crisis del coronavirus. El Banco de España cree que hasta el sesenta por ciento de los empleos con alta cualificación podrían quedarse en casa trabajando.

El Banco de España apuesta porque el teletrabajo ha llegado para quedarse tras la crisis del coronavirus. Este martes ha hecho público su informe 'el teletrabajo en España', en el que concluye que hay todavía un "amplio margen de mejora" para esta modalidad que no era muy habitual en España.

El año pasado, antes de la pandemia del coronaviurus, sólo teletrabajan un 8,3% de ocupados en España. Son datos de Encuesta de Población Activa que refleja como los más habituales eran personas de entre 35 y 65 años y la mayoría con carreras universitarias.

Si nos comparamos con Europa estábamos muy por debajo antes de la pandemia del coronavirus. De hecho la diferencia era de seis puntos y nos situaba en el 7,5% alejados de Alemania que roza el 12% y de Francia que supera el 20%.

La mayoría de las empresas ha aumentado el teletrabajo

El Banco de España constata que un 80% de las empresas ha aumentado el teletrabajo como consecuencia del Covid-19. Ha sido la tabla de salvación ante las medidas de confinamiento para evitar que su actividad se resienta en una situación muy complicada y con previsiones muy pesimistas.

El análisis del organismo asegura que un 30,6% de los empleos en España podría realizarse mediante teletrabajo al menos de manera ocasional. Eso supondría un crecimiento de 22,3 puntos porcentuales más que ahora.

¿Qué trabajadores se beneficiarían más del teletrabajo?

Los expertos del Banco de España aseguran que se podría pasar de 1,64 millones de teletrabajadores antes del coronavirus a más de seis millones. Pero no todos los trabajadores se podrían beneficiar de esta opción en la misma medida.

Sobre todo sería viable para aquellos que tengan contrato indefinido y alta cualificación que podrían pasar del 4,6% actual al 30,7%. El teletrabajo se convierte en una opción complicada para los empleados que tengan menor nivel educativo.

Los temporales podrían llegar al 22,5% frente a 3% actual y los autónomos subirían aunque no de forma tan espectacular porque ya teletrabaja un 30% y el porcentaje podría subir al 40%.

¿Cuáles son los retos del teletrabajo?

El informe del Banco de España dibuja una realidad imparable una vez que acabe la pandemia del coronavirus pero que supone también retos importantes.

-Distribución de las inversiones a las que se debe hacer frente entre empresa y trabajador o

-Adaptación de los protocolos de horarios

-Condiciones del lugar del trabajo, seguridad y accidentes) que requerirán de una regulación "bien estructurada", y conlleva una

-Inversión en equipos, programas informáticos y formación de trabajadores.

¿Qué sectores se pueden beneficiar más?

Ya hay sectores que claramente tienen más opciones de aumentar en el teletrabajo, son los que venían haciéndolo:

-Actividades financieras y de seguros

-Información y las comunicaciones

-Actividades inmobiliarias

Pero puede mejorar en otros en los que hasta ahora era testimonial:

-Transporte y el almacenamiento

-Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado

-Administración Pública

-Comercio

Y resulta casi imposible en sectores que requieren la presencia del trabajador:

-Agricultura

-Construcción

-Hostelería

-Servicio doméstico

Teletrabajo por edades y sexos

El Banco de España cree que el teletrabajo puede resultar una buena oportunidad para los mayores de 65 años y para los recién licenciados en la nueva era que se abre tras el coronavirus.

De hecho considera que casi la mitad de los mayores de 65 años podría acabar su vida laboral trabajando desde casa. Y en el otro extremo, los que se incorporan al mercado laboral, menores de 24 años pueden beneficiarse con un crecimiento hasta el 21,5%

Entre las comunidades autónomas no hay grandes diferencias. El teletrabajo se implantaría sobre todo en Madrid, País Vasco y Cataluña, aunque la media rondaría en el peor de los casos el 30%.

Publicidad