La mitad de los aspirantes que se presentaron a la oposición de enfermería, en las Islas Baleares, el pasado 12 de mayo, no consiguieron aprobar. De las 3.510 enfermeras presentadas, apenas 1.540 personas aprobaron.

Esto supone que el 57% de las personas que optaban a tener un puesto de trabajo, no lo consiguieron al no superar la prueba teórica.

En Baleares llevaban once años sin oposiciones de enfermería, por lo que muchos interinos, en concreto, los que cuentan con una gran experiencia, han dejado pasar una gran oportunidad y, por tanto, tendrán que seguir esperando a la próxima convocatoria.

Todo lo contrario ocurre en Asturias. Allí no cuentan con profesionales y los recién graduados en enfermería, 150 personas en total, ya han sido fichados por Sanidad para empezar a trabajar.