La polémica continúa sobre los desorbitados precios y el límite de espacio para vivir en Ibiza. El último que se suma a este percance es una dormitorio "acondicionado" en un lavabo.

Se trata de una pequeña habitación donde la cama y la lavadora están una al lado de la otra. Y la dimensión de la cama está justa entre ambas paredes. Sin ventanas y con una caldera encima encima de la cama.

Aunque su espacio sea limitado, está reservado hasta finales de octubre. A partir de noviembre su precio es de 40 euros la noche más seis euros de servicios.

Según el anuncio publicado en Airbnb, la habitación cuenta con: una cama, una zona para trabajar con portátiles y lavadora. Además de una cama de matrimonio, "ideal para una o dos personas para pasar la noche".