El presidente de EE.UU., Donald Trump, abogó este martes por aviones "más simples" tras el accidente del pasado domingo de un avión del modelo Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea Ethiopian Airlines, en el que murieron 157 personas.

"Los aviones se están volviendo demasiado difíciles para volar. Ya no se necesitan pilotos, sino científicos informáticos del MIT", dijo Trump en su cuenta en Twitter, en referencia al prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts.

 

El mandatario estadounidense aseguró que ha observado que muchos productos tratan de ir siempre "un paso más lejos" con mejoras tecnológicas, pero "muchas veces lo viejo y lo más simple es mejor".

"Las decisiones en décimas de segundo son necesarias y la complejidad crea peligro. Todo esto por un gran costo pero muy pocos beneficios. No sé tú, pero yo no quiero que Albert Einstein sea mi piloto. ¡Quiero excelentes profesionales de vuelo que puedan tomar el control de un avión de forma fácil y rápida!", afirmó.

De esta manera Trump se posicionaba sobre la polémica que rodea al Boeing 737 MAX 8, el modelo de avión de la tragedia de Etiopía y también el mismo tipo de aeronave implicada en otro accidente ocurrido en octubre en Indonesia por fallos en el sistema automático.

En concreto, en el caso de Indonesia, las investigaciones preliminares indicaron que los pilotos tuvieron dificultades con un nuevo sistema automático (MCAS), que usa un sensor para empujar el morro del avión hacia abajo automáticamente si la nave se encuentra a mucha altura cuando está siendo pilotada manualmente.

Algunos expertos temen que ese nuevo sistema de pilotaje automático esté implicado también en el accidente de Etiopía, aunque aún se están analizando las dos cajas negras del aparato.

Por el momento, al menos ocho países (el Reino Unido, Alemania, Australia, Singapur, China, Indonesia, Mongolia y Omán) y numerosas compañías aéreas de todo el mundo han decidido suspender temporalmente sus vuelos con el modelo de avión Boeing implicado en el accidente en Etiopía.

El Gobierno de EE.UU. ha decidido mantener en el aire ese tipo de aparato pero ha avisado de que tomará medidas sin se identifica algún problema.

Boeing, con sede en Chicago (Illinois, EE.UU) se dejó este lunes en Wall Street casi 13.000 millones de capitalización bursátil (-5,33 %) y hoy martes ha vuelto a experimentar pérdidas en la apertura de Wall Street. EFE