Se llama 'DIVA' y es un sistema electrónico para que los turistas extracomunitarios que nos visitan puedan recuperar el IVA de sus compras.

Funciona desde el mes de enero y sólo necesitan el ticket que les hayan dado en la tienda. Al llegar al aeropuerto los clientes encontrarán un puesto donde deberán escanear el código de barras de sus compras. El trámite queda hecho antes de que embarquen de vuelta a su país. Así de rápido y de fácil.

Los turistas se gastan de media 445 euros en las tiendas de Madrid y 528 en las de Barcelona, según un estudio de Planet, la proveedora internacional de servicios de pago y tecnología Tax Free.