La DGT avisa de una nueva estafa de multas falsas y qué hacer si caes en la trampa: "No pinches en ningún enlace"

Publicidad

DGT

La DGT avisa de una nueva estafa de multas falsas y qué hacer si caes en la trampa: "No pinches en ningún enlace"

Se hacen pasar por la DGT envían correos a los conductores para notificarles supuestas multas pendientes: "Si recibes este correo, bórralo de inmediato".

La Dirección General de Tráfico (DGT) avisa de otra presunta estafa consistente en suplantar su imagen corporativa para hacer llegar por correo notificaciones falsas de multas a los conductores. "De nuevo tenemos en circulación una comunicación 'fake' que llega a través de 'email' sobre una falsa multa de la DGT. No piques, elimínalo directamente, no pinches en ningún enlace. La DGT nunca comunica las sanciones así", dice en Twitter.

Es una campaña de 'phishing', una estafa mediante la cual un ciberdelincuente se gana la confianza de su víctima para quitarle su dinero o datos personales. El ciudadano recibe un correo electrónico con una supuesta dirección de la DGT y el pago de una multa como asunto.

Al entrar, se observa un texto con el membrete de la entidad y del Ministerio del Interior avisándole de que se ha identificado una sanción sin pagar e instándole a hacer clic en un enlace para conocer más detalles. Al pinchar en el link se descarga automáticamente un 'malware', programa malicioso que puede ayudar a robar información del usuario o provocarle un perjuicio económico.

Qué hacer si pinchas en el enlace

Ante la sospecha de un posible caso, es primordial no facilitar la información que se solicita ni contestar en ningún caso a estos mensajes ni entrar en los enlaces facilitados en el mensaje ni descargar ningún tipo de documento adjunto que pueda contener. Lo mejor es eliminarlo en la mayor brevedad posible y alertar sobre el fraude.

En caso de haber caído en la trampa, debes recopilar toda la información posible: correos, capturas de conversaciones mediante mensajería electrónica y documentación enviada.

Así son las furgonetas camufladas de la DGT que detectan las infracciones de los conductores.

Publicidad