Las compañías se los rifan. Cada vez buscan más topógrafos, ingenieros o arquitectos ténicos. El principal problema: que desde las universidades no salen suficientes candidatos.

El presidente de Indra, Fernando Abril Martorell, ha señalado los problemas que tiene la compañía para encontrar en España los perfiles que necesita en el mercado laboral, como refleja el hecho de que tenga alrededor de 800 posiciones laborales abiertas que no consigue ocupar debido a la falta de personas con la formación necesaria en el actual entorno marcado por la digitalización.

En la jornada 'Políticas globales y su impacto en la economía' organizada por Pimco y 'El Confidencial', Abril-Martorell ha remarcado que la empresa contrató en 2018 a más de 4.000 empleados, así como que en los últimos años ha incorporado a unos 7.000 universitarios, pero aún así no logra llenar todos los perfiles abiertos.

En este sentido, ha incidido en que antes se disputaba los profesionales del mundo tecnológico con sus competidores, pero hoy en día estos perfiles son demandados también por bancos o empresas de otros sectores, ya que la digitalización es algo transversal. Así, ha señalado que existe una falta formación en estas disciplinas y ha remarcado que las universidades comentan que se matriculan un 40% menos de alumnos en carreras de ingeniería.

En los próximos 10 años se crearán en España más de 200.000 empleos de alta cualificación para jóvenes. Pero casi la mitad podría quedarse sin cubrir.

También te puede interesar...