Huelga

Decenas de tractores se unen a los transportistas en una larga marcha en Galicia

En este sexto día de huelga, varios ganaderos y agricultores se han unido a la protesta por la subida del precio del gasoil.

Publicidad

Cientos de camioneros paralizaron este sábado la localidad de Vilalba, en Lugo, para reivindicar, una vez más, una solución a la situación crítica en la que dicen encontrarse. "El otro día un compañero fue a Barcelona y le pagaron 1.800 euros por el viaje, se gastó 1.600 en gasoil. Esto es insostenible". Manuel Expósito es transportista y asegura que ellos tampoco quieren montar todo esto pero no pueden más: "El que no pare ahora por estas protestas parará dentro de unos meses porque no va a poder más".

Sin dejar de tocar el claxon y a 10 km por hora, esta larga comitiva de camiones, tractores, furgonetas y vehículos de todo tipo, han recorrido esta mañana la localidad de Vilalba paralizando la actividad. Se trata de una zona muy vinculada al sector del transporte y muchos de sus vecinos hoy incluso aplaudían a las puertas de su casa.

Los ganaderos y agricultores han decidido llevar también sus tractores incluso con los aparejos de labranza, para hacer ver que a ellos la subida fue precio del gasoil también les afecta, y que necesitan una solución para unos costes de producción que están disparados.

Y aquí la paradoja. Les une esta reclamación, pero el paro en el transporte está haciendo que mucho de su producto se pierda sin llegar al consumidor final. Muchos ganaderos han empezado ya a tirar la leche y lo que es aún peor, están viendo cómo se agotan sus reservas de piensos.

Ante esto, la Xunta de Galicia incluso ha hecho un llamamiento al gobierno para que actúe. Le piden que asegure la entrada de piensos a las explotaciones ganaderas, algunas de ellas al límite de producto para alimentar a su ganado.

Y que establezca corredores seguros para la distribución de los servicios esenciales a la población.

Publicidad