Guerra Rusia y Ucrania

Daniel Fuentes, economista: "Habrá impacto vía precios, pero no desabastecimiento"

Daniel Fuentes, economista, habla sobre las posibles consecuencias en España por la invasión rusa en Ucrania.

Publicidad

La invasión de Ucrania ha provocado el encarecimiento de los costes de la energía, combustible y alimentos. En ese contexto, muchos se preguntan si existe riesgo de que haya un desabastecimiento en España.

Daniel Fuentes, director de Kreab Research, habla en Antena 3 Noticias, sobre la situación.

Afirma que la guerra nos hará más pobres. ¿Cómo va a producirse?

El principal canal de impacto es el de los precios. Es cierto que se va a producir una pérdida de poder adquisitivo. No creo que el riesgo sea tanto de desabastecimiento de productos básicos, sino de un encarecimiento de ellos.

Poner números en este momento es complicado, pero el Banco Central Europeo hablaba de una inflación promedio anual del 5%, que es notablemente superior a la del año próximo. Pero también dice que el año que viene será del 2,5%.

Estamos hablando de un mal año o muy mal año, en función del deterioro del conflicto bélico. La idea principal es un impacto vía precios, no tanto por desabastecimiento.

¿Es posible saber cuánto durará esta crisis?

Con toda la prudencia, pensamos el conjunto de analistas que el impacto se concentrará sobre todo este año. Seguiremos teniendo un crecimiento robusto. El shock fuerte se concentrará este año y esperemos que el año que viene se haya diluido en gran parte.

¿Puede soportar Rusia las sanciones económicas a las que se enfrenta?

Rusia tiene una deuda pública del 20% por debajo del PIB y una deuda exterior entorno al 25%. También una acumulación de divisas. Todo ello nos hace pensar o nos induce a pensar que si Rusia se estaba preparando para algún tipo de conflicto como el que estamos viendo.

¿Cuál es la capacidad de resistencia de Rusia frente a las sanciones? La clave está en la respuesta que dé China, en la medida que China apoye económicamente a Rusia, esa capacidad será mayor.

El escenario que no hay que descartar en Rusia es uno que se aproxima a las situaciones de pánico bancario.

Publicidad