Automóvil

La crisis de los microchips aumentará en un 12% la importación de vehículos de ocasión

La escasez de microchips ha provocado que varias plantas de producción de automóviles hayan interrumpido su actividad en España

Imagen de un concesionario

Publicidad

Las importaciones de vehículos de ocasión (VO) aumentarán previsiblemente un 12% y alcanzarán las 79.000 unidades en 2021 debido a la crisis de los microchips, que ha derivado en parones puntuales en las cadenas de producción de automóviles, según Sumauto.

Ayer mismo Seat, ante la escasez de microchips, anunció que planea llevar a cabo un ERTE en tres de sus plantas en Cataluña que afectará a 11.000 trabajadores y se extenderá hasta junio de 2022. No es el primer parón que ocurre en España desde 2020 a causa de este motivo.

Las matriculaciones tácticas apenas crecieron un 1% este año, al no haber vehículos para los concesionarios, alcanzando las 99.886 unidades, según datos de MSI para Sumauto.

La falta de stock ha llevado a los compradores a poner su punto de mira en el mercado de ocasión como alternativa más económica frente al incremento de los precios de los modelos nuevos, de entre un 3% y un 6%, y el aumento en los plazos de entrega, que ya superan los tres meses (109 días) tras dispararse un 65% en el último año, según los datos de promoCAR de Kantar.

Aumento en las ventas de vehículos de ocasión

En el mes de agosto se agudizó esta tendencia, ya que las ventas de VO casi triplicaron a las de vehículos nuevos. La "parálisis" en el mercado de nuevos provocará que las ventas de coches de segunda mano se recuperen y alcancen los dos millones este año.

La cifra supone un incremento del 10% respecto a 2020 y se queda solo a un 4% de batir las de 2019, en el que el volumen total fue de 2,1 millones de automóviles. Los particulares, uno de cada dos, serán los que más transacciones protagonicen.

La falta de stock en el mercado de nuevos también se está dejando notar en el de ocasión. Según Sumauto, al frenazo de las automatrículas, hay que sumarle tres motivos que hacen que comiencen a escasear los vehículos jóvenes en exposición: las ventas de coches nuevos no atraviesan su mejor momento; los 'rent a car' aportan menos coches usados por el parón del turismo, y los particulares tardan meses en deshacerse de su coche usado por los retrasos en las entregas.

Esto ha provocado que el número de vehículos usados en venta haya caído cerca de un 2,5% en los últimos dos meses, de los 416.017 a los 405.858, lo que supone unos 10.000 automóviles menos, según datos de autobiz Sistema VO.

Publicidad