UN 2,2% DEL PIB

El coste de la brecha de género en pensiones supera los 24.500 millones de euros

Las razones de esta brecha son la maternidad y el desempleo de larga duración que son claves en esta gran diferencia.

Publicidad

El impacto económico de la brecha de género en pensiones supera los 26 mil millones de euros en 2018, un 2,2% del PIB, como consecuencia de que las mujeres pensionistas perciben 24.500 millones de euros menos que los hombres, a pesar de representar prácticamente la misma proporción en número, según un informe de la plataforma ClosinGap impulsado por Mapfre.

El estudio "Coste de oportunidad de la brecha de género en las pensiones", apunta a que una pensionista percibe de media entre 420 y 450 euros menos que un hombre, lo que deriva en una menor capacidad de consumo y por tanto, repercute en la economía del país. El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, ha explicado durante la presentación del informe que el sistema público de pensiones no trata de forma desigual a las pensionistas, pero sí esconde una de las mayores brechas que viene dada desde el mercado laboral y la conciliación.

En este sentido, aunque la brecha se ha reducido en las nuevas altas de pensiones, la pensión pública media de una mujer, incluyendo todas las contributivas, es de 740,2 euros, frente a los 1.162,3 euros percibidos por los hombres, lo que supone una diferencia de 422 euros, que se amplían hasta los 450,1 euros en el caso de las de jubilación.

El informe también calcula que esta menor actividad económica producida por las menores cuantías que reciben las mujeres pensionistas se traduce en que se han dejado de crear 414.600 puestos de trabajos. El consejero delegado de Mapfre Vida, Juan Fernández Palacios, ha asegurado que en 2035 la situación de desigualdad entre los pensionistas se corregirá, de acuerdo con estudios de la empresa de seguros y con las estimaciones de la secretaría de Estado de la Seguridad Social.

No obstante, ha matizado que esto se producirá con algunos condicionantes como que la economía siga creciendo, que las mujeres sigan incorporándose al mercado de trabajo y que se desarrollen más medidas públicas de conciliación.

Publicidad