Publicidad

El Corte Inglés

El Corte Inglés registra pérdidas históricas de 2.945 millones de euros en 2020 por el coronavirus

El cierre del último ejercicio fiscal, de marzo de 2020 a febrero de 2021, deja un incremento de la deuda de los 560 millones a los 3.811 millones de euros.

El Corte Inglés concluyó su último ejercicio fiscal, desde marzo de 2020 hasta febrero de 2021, con unas pérdidas históricas de 2.945 millones de euros, una cifra completamente diferente de los 310 millones de beneficio del año anterior.

El ejercicio fiscal ha estado marcado por el confinamiento domiciliario por el coronavirus primero y las restricciones a la actividad comercial y la movilidad después. De esta manera, el grupo cierra por primera vez en su historia un año con resultado negativo, mientras que la deuda crece de los 560 millones a los 3.811 millones de euros.

2.500 millones de deterioros

La compañía que preside Marta Álvarez ha justificado estas pérdidas en las provisiones de 2.500 millones de euros destinadas a cubrir deterioros de inmovilizado, de existencias y de créditos fiscales, así como de una "actualización de activos como consecuencia de la transformación hacia un modelo de negocio más digital".

Si no se tienen en cuenta estos deterioros extraordinarios, El Corte Inglés presenta unas pérdidas netas son de 445 millones de euros. “Este resultado obedece principalmente al cese de gran parte de su actividad durante el confinamiento y los posteriores cierres sucedidos en las comunidades autónomas, así como a la ausencia total de turismo, tanto nacional como internacional”, ha afirmado el grupo en un comunicado.

Un 31,6% menos de la facturación

El Corte Inglés sí cerro positivamente el resultado bruto de explotación con un beneficio de un beneficio de 142 millones, un 88% menos que en el ejercicio anterior. Su facturación cayó hasta los 10.432 millones de euros, un 31,6%.

Desde el grupo señalan haberse mostrado con "flexibilidad y capacidad de reacción" para renovar sus tiendas, avanzar en la digitalización y desarrollar sus negocios, a pesar de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Además, en plena pandemia El Corte Inglés ha presentado su mayor ajuste de plantilla en su historia en el que se vieron afectados casi 3.000 trabajadores de forma voluntaria, cuando aún el proceso no ha concluido.

Viajes El Corte Inglés, lo más afectados

El turismo se ha visto enormemente golpeado en todo el país a consecuencia del coronavirus, algo que también lo ha notado Viajes El Corte Inglés. La ausencia de turistas y las restricciones ha supuesto un desplome del 89% en las ventas de un ejercicio fiscal a otro.

El negocio en tienda cayó también un 19%, pero sí aumentó la venta electrónica hasta suponer el 17,3% del volumen total, un 132% que en 2019.

Publicidad