En la jornada de este viernes han sido citados ante el juez otros tres investigados por estos hechos: Inés Díaz Ochagavia, que sustituyó a Corrochano como directora de Seguridad Corporativa; Nazario Campo Campuzano, jefe del equipo de Seguridad y el socio de Villarejo, el abogado Rafael Redondo.

Según han informado fuentes jurídicas, el juez, que ha adoptado esta decisión a petición de la Fiscalía Anticorrupción, le ha dado un plazo de 15 días para abonar la fianza, de lo contrario ingresará en prisión. Una vez depositada, se le retirará el pasaporte y se le impondrá la prohibición de salir de España y comparecencias mensuales en el juzgado más próximo a su domicilio

Antes de estas comparecencias, el juez citó ayer a otros cinco responsables actuales y pasados del banco, entre los que destaca el ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano, que finalmente no acudió a la llamada del juez tras comunicar que se encuentra de viaje en el extranjero, por lo que ha sido citado de nuevo el próximo jueves 11 de julio.

En esta pieza, que permanece bajo secreto, el juez investiga la relación del BBVA con Cenyt, la empresa de Villarejo, que se cree comenzó en 2004, cuando Sacyr pretendía tomar el control de la entidad. Según la investigación el banco contrató los servicios de Cenyt por 5 millones de euros.

Exministros, periodistas, empresarios y banqueros, entre otros, fueron objeto de este espionaje para el que Villarejo se habría servido de la ayuda, entre otros, de Corrochano.