Protestas

Continúan las protestas de las trabajadoras de ayuda a domicilio: "Queremos salarios que nos permitan tener una vida decente"

Llevan cinco días de paros en Ciudad Real y aseguran que, si la patronal no se sienta a la mesa para negociar "un convenio digno", irán a la huelga indefinida. Más de 7.000 personas mayores podrían quedarse sin asistencia.

Continúan las protestas de las trabajadoras de ayuda a domicilio: "Queremos salarios que nos permitan tener una vida decente"

Antena 3 Noticias Continúan las protestas de las trabajadoras de ayuda a domicilio: "Queremos salarios que nos permitan tener una vida decente"

Publicidad

"¡Hemos sido esenciales y no se nos ha valorado!", se escucha en mitad de las protestas. Desde que empezó la pandemia, no han dejado de hacer su trabajo, explican, pero nadie ha reparado en ellas. Son las 2.000 trabajadoras que prestan el servicio de ayuda a domicilio a través de empresas privadas en toda Ciudad Real y que, ahora mismo, se encuentran en un callejón sin salida.

Durante toda la semana, han hecho paros parciales de algo más de una hora y la patronal, dicen, sigue sin querer negociar. Están "más enfadadas, más decepcionadas y más humilladas; porque no han conseguido ninguna reacción", asegura Marian Serrano, presidenta del comité de empresa de CASER. Lo que piden es un "convenio digno" y si no llega antes de que termine el mes, piensan convocar una huelga indefinida.

Un año sin convenio colectivo

Los problemas vienen de lejos. Los sindicatos aseguran que el conflicto lo inició la patronal en octubre al negarse a negociar el convenio colectivo (que estaba pendiente desde enero de 2021). Recuerdan que es "un sector declarado esencial, integrado por trabajadoras que lo han dado todo y lo han pasado muy mal durante la pandemia y que prestan un servicio a cambio de unos salarios muy bajos cuyo poder adquisitivo se ve, además, muy mermado por la evolución del IPC".

La patronal, por su parte, asegura que el problema está en lo que perciben de la Administración por este servicio, "los precios están congelados desde 2014", explican. Pero, para los sindicatos, esa no es razón suficiente para no volver a sentarse a la mesa y negociar. "No pueden dejar sin convenio a 2.000 personas y poner en riesgo la atención a 7.000 usuarios mayores y dependientes", añaden desde CCOO.

"Seguimiento unánime" de las protestas

CCOO asegura que las protestas organizadas durante esta semana por toda la provincia han tenido un "seguimiento unánime". Las trabajadoras se han concentrado frente a los ayuntamientos de varias localidades de Ciudad Real que tienen externalizado el servicio de ayuda a domicilio: Puertollano, Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Pedro Muñoz, Daimiel, Miguelturra, Villarubia de los Ojos, Torralba de Calatrava, Argamasilla de Calatrava, Almagro, Arroba de los Montes y Ciudad Real capital.

Publicidad