El consumo de cerveza en España alcanzó un récord en 2018, al superar por primera vez los 40 millones de hectolitros, debido en gran medida al repunte de su venta en bares y restaurantes, con datos a niveles previos a la crisis económica.

Según el Informe Socioeconómico de la Cerveza de 2018, presentado este martes en un acto al que ha asistido el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en funciones, Luis Planas, los 40 millones de hectolitros suponen una subida del 1,5 % respecto a 2017 y dos terceras partes del total (27 millones) se consumieron en bares o restaurantes.

Las cifras de turismo del año pasado (82,8 millones de visitantes) y la estabilidad económica, que ha aupado el consumo interno fundamentalmente en hostelería con un ascenso anual del 4 %, son las claves para entender este aumento, de acuerdo con los responsables del estudio.

La cerveza sigue siendo la bebida fría preferida en España, un país donde su consumo es "moderado", social y ligado a la comida, si bien en 2018 se volvió a observar un repunte de la tendencia a consumirla en otros contextos, como durante las comidas principales o por la tarde.

Su transversalidad -el 80 % de los adultos la probó en 2018 y no se detectan grandes diferencias entre sexos o clases sociales- sigue siendo fundamental para entender por qué la cerveza es la bebida alcohólica a través de la que el Estado más impuestos recauda (más de 3.600 millones de euros/año), y su producción también es la que más empleo genera (en torno a 344.000 puestos de trabajo). Las cervezas nacionales vendieron 36,2 millones de hectolitros, un 1,4 % más que en 2017, y la producción creció un 2,2 % respecto al año anterior, hasta los 38,4 millones.

En este sentido, los autores del informe han destacado la subida de las exportaciones del último ejercicio, cuando volvieron a crecer casi un 3 % con Portugal, China y Reino Unido como principales destinos.

El documento confirma la apuesta de los españoles por la cerveza sin alcohol, que ya representa el 13 % del consumo per cápita en España.